Wednesday, December 24, 2008

Entrevista-exhibición Auto de fè - Inquisiciones

Auto de fè - Inquisiciones

Con sus trapos sucios el vaticano enciende hoguera inquisitorial.

El actual jerarca de la iglesia católica, en pleno siglo XXI, nos quiere venir a dar lecciones de moral, de psicología, de biología y de ecología desde el suntuoso palacio del Vaticano, de donde los trapos sucios de sus ilustres predecesores han salido a relucir a travès de la historia, mostrándonos todo lo contrario del humanismo, misericordia, humildad y pobreza que como legado les dejó el nazareno.

En su condena a los homosexuales, el papa no hace más que echarle leña a la hoguera, a esa misma hoguera donde muy misericordiosamente la Inquisición quemó vivos a miles de herejes, a miles de inocentes, y a grandes como Giordano Bruno o Juana de Arco.

Parece que se olvida este papa-inquisidor del s. XXI, que su antecesor Juan Pablo II, lavándose las manos como Pilato, admitió y pidió perdón por esos y demás crímenes cometidos por su iglesia.


Se olvida tambièn que en el holocausto de los judios por el facismo, el Vaticano contribuyó con su condena a los judios, culpándolos de la muerte de Jesús. En ese holocausto se asesinaron tambièn a miles de homosexuales quienes fueron marcados con el triangulo rosa, para distinguirlos del resto de condenados.


La pandemia del sida ha acumulado millones de muertos y se olvida el papa-inquisidor que ellos condenan el uso de preservativos, siendo una de las causas de infección la falta del uso del condón. Estos jerarcas , que en un tiempo hasta vendieron pastillas abortivas llamadas luteolas, ahora condenan el aborto contribuyendo a una sobrepoblación de miserables que claman a un dios sordo, que escucha sólo a los ricos y a los corruptos, a los que incluso para mayor comodidad les enviará sus bendiciones desde el moderno Iphone.


Y sólo para muestra un botón de estos sagrados representantes de dios en la tierra veamos el dossier del papa Farnesio, al cual llamaban el "Papa Enaguas", porque entregó a su hermana para que fuese desvirgada por el Papa Alejandro VI (1492-1503). Mas tarde envenenó a su madre, a una de sus hermanas y a una sobrina para tomar control de la herencia de su familia. Tuvo relaciones incestuosas con sus hermanas y su propia hija, Constanza. Asesinó a su yerno, para gozar de su hija sexualmente. Mató a su otra hermana, y se sabe que mató a dos Cardenales y a un Obispo polaco . Fue el proxeneta mas grande de Roma. Impuso el celibato.


La lista y los crímenes de estos usurpadorres de la filosofía cristiana es larguísima. Así como larguísima es la lista de sus críticos desde centurias atrás, tales como Goethe quièn se refería al iglesia como la Babel y Bablilonia y madre de tanto engaño y tanto error. Tambièn Shiller afirmaba que el papado se mantiene en piè gracias a una persisitente negación de la verdad. En el octavo anillo del infierno de la Divina comedia, Dante pone enterrado al papa Bonifacio patas arriba, en espera del relevo que al morir llegará a undirlo mas en el infierno.


Entre sus muchos críticos están tambièn Giordano Bruno a quien quemaron vivo, Voltaire, Diderot, Shopenhauer, Heine, Bakunin, Nietzsche, Mark Twain.


El Vaticano igual que cualquier poder político autoritario, hace uso de la mentira y de la desinformación con sus incautos adeptos, reafirmando como siempre lo han hecho con su mandato SIC VOLO, SIC JUBEO o sea ASI LO QUIERO, ASI LO ORDENO!


Referencias






Tuesday, December 16, 2008

Dígales por favor quien soy!.


Bendito seas, Dios mío, que das el sufrimiento
como un divino remedio a nuestras impurezas
y como la mejor y más pura esencia
que prepara a los fuertes para los santos goces!
Charles Baudelaire

" Basta con que el cuerpo se libere,
del protocolo social para que se manifieste
su verdadera naturaleza: un saco de pedos
y excrementos. Un pudridero"
Severo Sarduy

En el prólogo del libro de cuentos de intriga y terror de Edgar Allan Poe, Charles Baudelaire anota lo siguiente:
" Lo digo sin avergonzarme, porque siento que esto nace de un profundo sentimiento de lástima y ternura: Edgar Poe, borracho, pobre, perseguido, paria, me agrada más que tranquilos y virtuosos, un Goethe, o un W. Scott. Gustosamente diría de èl y de una clase especial de hombres, lo que el catecismo dice de nuestro dios: "sufrió mucho por nosotros"

Baudelaire así como Poe, descendieron a los "infiernos artificiales" del alcohol o la droga, intentando escapar de una sociedad donde no encajaban; de esa sociedad consumista, y mojigata donde el escritor o artista maldito, no encaja mientras viva, porque tienen la maldita costumbre de restregar, su "spleen" a cualquiera, además de la envidiable virtud de ver donde otros no ven!. Ah!, pero una vez muertos, se convierten en raras piezas de colección que todo el mundo, incluso aquellos que fueron blanco de sus dardos, quieren exhibir en sus vitrinas, no sin antes ponerle o quitarle virtudes, de acuerdo a los prejuicios o intereses personales; en esto el oficialismo de los gobiernos en cualquier latitud o de cualquier idelogía, siempre se han caracterizado: "jalar agua para sus molinos".

Con la mistificación del artista, se le sigue aún cuando ya no "hollen con sus pies esta tierra", rechazando, ya que el retrato que de èl se quiere conservar está vilmente retocado y barnizado.

Cuantos artistas han muerto, abandonados a su suerte, y una vez muertos sus obras se convierten en piezas invaluables?. Vincent Van Gogh, es uno de los casos más patèticos del pintor que en vida no vendió quizás ni una sola obra y en su desesperación rayando en la ezquizofrenia se pegó un tiro; ahora sus obras que como testigos mudos le acompañaron de día y noche en su mísero cuarto-estudio, hoy valoradas en millones, decoran los salones de acaudalados colectores o se exhiben como piezas clásicas en museos prestigiosos.


Para mencionar un solo caso entre los pintores nicaraguenses, está el del pintor y profesor Julio Vallejo, fallecido recientemente. Recuerdo que en los días posteriores al derrocamiento de la dictadura somocista, Vallejo me buscó en la escuela militar Oscar Turcios Chavarría, para solicitarme, abogara ante el ministro de cultura, en ese entonces el poeta Ernesto Cardenal, para que no fuese despedido de su trabajo como profesor de pintura en la Escuela Nacional de Bellas Artes donde se desempeñaba desde hacía varios años. El había sido mi profesor de pintura, antes de abandonar yo la escuela en los años de preguerra. La "caza de brujas", de inicios de los 80's estaba a la orden del día y Vallejo no escapaba de las calumnias e intrigas de los pintores que se jactaban de revolucionarios, purgando a aquellos que como Vallejo talvez sólo les interesaba el arte. Una vez muerto Vallejo, se publicó en un suplemento cultural, ensayos sobre èl y una colección de amplias fotos de su obra. Mientras en vida del pintor, esta publicidad brillaba por su ausencia, en esos terribles días en que su obra era dificilmente comprada y Vallejo tenía que seguir dando clases privadas para llevar el sustento familiar. Cuanto no le hubiera satisfecho a èl, haber tenido en vida ese ansiado empujoncito de publicidad?, acaso no es el marketing, lo que en muchos casos hace que una obra sea más cotizada?.


El movedizo y espinoso mundillo de la pintura nicaraguense, tiene los mismos padecimientos, las mismas pugnas que el de los escritores. En el caso de estos, todavía la situación es más desesperante, dado que su obra, no tiene tanto el caracter material o mercantil que la del pintor, aunque este mal venda su obra.


En el poema de Carlos Martienez Rivas, titulado : "Canto fúnebre a la muerte de Joaquín Pasos, dice:

" Y para todo esto, sólo te dieron palabras,
verbos y algunas vagas reglas. Nada tangible.
Ni un sólo utensilio de esos que el refriegue
ha vuelto tan lustrosos. Por eso pienso que
quizás -como a mí a veces- te hubiera gustado más pintar".


Carlos Martínez Rivas vivió su propio infierno en los "paraísos artificiales" del licor al igual que Darío, al igual que Poe y Baudelaire, al igual que ellos en su propio infierno elaboró su poesía como destilando el dolor humano, en el más fino alambique de su abotagado cerebro. Mistificarlo, pretendiendo maquillar su imagen, acomodándola a nuestros prejuicios moralistas de rancio origen religioso, es quitarle todo el mèrito del poeta que aún en esos agónicos días de ebriedad, destilaba su más fina poesía.

Quizás cada uno de los que conocimos u ocasionalmente nos encontramos con CMR, tengamos anècdotas con las que, creemos autoengañándonos, haber conocido un pedacito del poeta. Recuerdo que en una de mis noches de descenso a los paraísos artificiales, en un bar del extinto centro recreativo La piñata, de pronto mirè a Carlos Martínez en una mesa cercana acompañado de dos "chicas de la noche", al saludarle èl me llamó a su mesa y me dijo:
" - Por favor dígales a ellas quièn soy yo!"
Yo atinè a decirle, en medio de mi confusión: - Poeta, a ellas no les interesa eso, usted sabe.

Probablemente, si en realidad existiese una continuación de la conciencia despuès de la muerte, CMR desde esa otra dimensión donde las publicaciones, los egos, los celos, las poses de poetas, la fama, vienen sobrando, irónico reiría, ebrio en su eternidad al saber de la polèmica y abortada edición de su poesía por pugnas políticas en su atormentada Nicaragua.

Tal vez desde una mesa en algún bar a altas horas de la noche, èl intentará pedirle infructuosamente a algún enajenado parroquiano, que les diga a sus "demoiselles" acompañantes, y al resto, quièn era èl.

Otto Aguilar - Berkeley, Ca. - 14 de dic. de 2008

Sunday, December 7, 2008

Video de Carlos Martinez Rivas>

Para ver a Carlos Martinez haz click en :

http://www.youtube.com/watch?v=SCAQgqL0la0

El gobierno de Nicaragua veta a Sergio Ramirez.


Las autoridades prohíben un prólogo del escritor a una antología poética
J. R. MARCOS - Madrid - 06/12/2008

El Gobierno de Nicaragua, a través del Instituto Nicaragüense de Cultura, ha impuesto su veto a Sergio Ramírez (Managua, 1942) como prologuista de la antología de Carlos Martínez Rivas (1924-1998) que EL PAÍS tenía previsto publicar el 27 de mayo de 2009. La selección formaba parte de la colección de poesía dedicada a los grandes poetas en lengua española del siglo XX que este periódico viene publicando semanalmente desde el pasado 23 de noviembre. El diario ha decidido retirar la antología de Martínez Rivas por considerar "inaceptable" el veto a Ramírez.

Los títulos de la colección, dirigida por José Manuel Caballero Bonald, han sido prologados por diferentes escritores, actores y cantantes españoles y latinoamericanos. El Instituto Nicaragüense de Cultura, depositario de los derechos de publicación de Martínez Rivas, expresó su negativa oficial a que Sergio Ramírez prologara a su compatriota en una carta dirigida al gerente de recursos de EL PAÍS el 25 de noviembre. En ella, Luis Morales, director del Instituto, afirma que la voluntad del poeta era que su obra quedara "bajo el estudio únicamente del escritor nicaragüense Pablo Centeno Gómez".

Diez días antes, no obstante, Héctor Avellán, designado por el mismo Instituto como interlocutor para la confección de la antología, transmitió a la editorial Santillana, responsable de la edición de la colección, argumentos igualmente negativos respecto a la participación de Ramínez pero que en ningún momento mencionaban la cláusula de exclusividad supuestamente establecida por Martínez Rivas. De hecho, según el equipo editorial, los trabajos preliminares de la antología avanzaron sin problemas mientras el prologuista provisional designado por Caballero Bonald era un poeta español. Fue en el último ajuste de autores y presentadores (que también afectó a otros títulos de la colección) cuando Sergio Ramínez fue designado como prologuista definitivo.
El 18 de noviembre, Héctor Avellán subrayaba a los editores el deseo del Instituto Nicaragüense: "Reanudamos el proceso de edición del libro si se retoma la idea de que sea un autor español u otro autor quien presente el libro de Carlos Martínez Rivas. Sólo así damos nuestro visto bueno". A continuación proponía el nombre de un poeta español.
Para Caballero Bonald, se trata de "un acto de censura, un atentado a la integridad de la cultura". El responsable de la colección interpreta el veto del Gobierno nicaragüense como "una venganza" de su presidente, Daniel Ortega. Ramírez fue, entre 1984 y 1990, vicepresidente del primer Gobierno sandinista. En 1995 abandonó el Frente Sandinista por discrepancias con el propio Ortega.

Para el novelista, que estos días participa en la Feria del Libro de Guadalajara, el veto es un "atropello a la libertad de expresión" que sólo demuestra una "ambición totalitaria". "El siguiente paso será la prohibición de que mis libros circulen en Nicaragua", informa Pablo Ordaz.

"Contra la censura"

"Ningún gobierno puede arrogarse la potestad de vetar o prohibir la palabra de un escritor, y un acto semejante no puede calificarse sino de totalitario". Así termina el manifiesto de "Protesta ante un acto de censura oficial" que, entre otros, Gabriel García Márquez, Carlos Fuentes, Fernando Savater y Gonzalo Celorio han firmado en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, que se celebra esta semana en la ciudad mexicana. Como recuerda el propio manifiesto, tanto el diario EL PAÍS como José Manuel Caballero Bonald, responsable de la colección, han rechazado la pretensión del Gobierno nicaragüense de condicionar la autorización para publicar la antología de Carlos Martínez Rivas al hecho de que Sergio Ramírez sea sustituido como prologuista.

Según los firmantes del manifiesto, la "acción arbitraria" del Gobierno de Daniel Ortega impedirá que "la espléndida poesía" de Martínez Rivas, considerado por el propio Caballero Bonald como uno de los grandes autores en español de la segunda mitad del siglo XX, llegue "a decenas de miles de lectores".
La poesía selecta de Carlos Martínez Rivas iba a ser editada por EL PAÍS
Las siguientes son dos preguntas a Sergio Ramirez, que sobresalen en la entrevista hecha para el periodico El Pais, la cual se puede encontrar en :
Un saludo cordial a Sergio, y gracias por manternos al tanto de la situación política en la querida Nicaragua. A propósito de ésto, precisamente, es mi pregunta: Cómo es posible que personas que empiezan arriesgando la vida por un ideal terminen corrompiéndose para aferrarse al poder? Qué extraña alquimia produce en estos idealistas de antaño el contacto con el poder?

Hay algo que se llama la condicion humana. Todos tenemos de santos y demonios, lo malo es cuando tenemos mucho mas de demonios. Para elevarse sobre las ambiciones y la corrupcion del poder, se necesita de sustancia etica, y cuando esta sustancia falta, todo se desmorona.
Desde su vida de escritor involucrado en asuntos políticos de la nación nicaragüense, pregunto: Que impide que los nicaragüenses avancemos en un sistema más democrático? es que vamos al mismo paso de Santo Domingo de Guzmán?

Nos falta voluntad, decisión coraje, para organizar un sistema democrático de peso. Nos falta tradición dmocrática, que hay que construirla desde un buen sistema educativo, para que la democracia se aprenda como un valor permanente desde la escuela primaria. Como falta todo eso, la tragedia es que cuando la opresion se vuelve insoportable, y no le dejan a la gente salida para exprearse, se violan sus derechos, se le roban sus votos, entonces recurre a las armas, y la rueda vuelve a empezar a girar. Hay que detener este ciclo sangriento, repetitivo. por eso hablaba de coraje para resolver los asuntos de la democracia por la via democrática. Estamos a tiempo, nadia.

Wednesday, December 3, 2008

"Los artistas somos personas locas." - Gorky


  Que la política, el arte y la literatura no siempre van de la mano, no es nada nuevo. Pero apesar de que eso no sea nada nuevo, los crímenes cometidos por los que ostentan el poder sobre sus críticos intelectuales, escritores y artistas, se repiten una y otra vez como si fuese algo nuevo, como si no se haya aprendido nada de la historia y sus grandes errores o crímenes. Y los que ignoran esa historia de crímenes, se muestran fanáticos ante los nuevos supuestos líderes que cometen los mismos confirmados crímenes; así la historia por ignorancia, por fanatismo y por hambre es halada una y otra vez hasta el precipicio. Es el intelectual crítico, el que podría ver un poco más allá del caos de contradicciones que constituye una sociedad, es de suponerse que ellos podrían ver más que aquellos, cuyo fanatismo que enceguece la razón, los hace cómplices o autores directos de un sistema represivo. Siempre el poder va a satanizar al crítico, va a reprimirlo pero a pesar de ello èl indoblegable resistirá o quizá, aparentemente desistirá públicamente de su incómoda y peligrosa actitud crítica, diciendo como Galileo Galilei ante la inquisición  "Y sin embargo se mueve".

  Despuès de desaparecido el comunismo en Rusia, el acceso a archivos desclasificados por la KGB, ha arrojado innumerables detalles de cada caso de las víctimas del terror stalinista, de como se reprimía a los mismos camaradas que habían luchado por la revolución. A travès de cartas, interrogatorios y fotos realizadas a los procesados antes de ser ejecutados, podemos darnos cuenta del horror vivido por las víctimas y, la humillación ya que obligados los hacían aceptar falsas declaraciónes de culpabilidad por crímenes inventados; proceso èste, muy semejante al auto de fè, de la Inquisición.

 El libro "Arrested voices" (Voces arrestadas), escrito por Vitaly Shentalinsky, es un escrutinio a los archivos de la KGB, donde a travès de entrevistas, cartas y fotos, cada procesado nos deja esos momentos de horror vividos antes de ser ejecutado, en ese cruel período de terror del estalinismo. Entre los casos de escritores procesados, sobresalen el del escritor Isaak Babel, escritor que había luchado en el ejercito rojo, combatiendo a la contrarrevolución; tambièn sobresale el caso del escritor Bulgakob, con su diario secuestrado, quien pedía le dejasen ir del país o le dieran algún trabajo para sobrevivir, y así la lista de grandes escritores de los que hoy podemos leer sin censura, es impresionante.

  El escritor Máximo Gorky, quien a pesar de haber sido un estalinista declarado, no escapó al horror y paranoia estalinista. Gorky en los primeros años de la revolución  no tardó en desilusionarse, expresándole a Lenin con quien mantenía constante comunicación, sus desacuerdos tanto con el carácter represivo del nuevo sistema y con la política cultural de la revolución. Ahora podemos ver más allá de las apariencias, que es lo que en relidad sucedía entre estos dos líderes de la revoución rusa.

  La siguiente es una nota sustraída de las cartas de Lenin a Gorky: "Tu estás claramente perdiendo los nervios...Fuiste muy lejos, concluyendo que la revolución no se puede hacer sin la intelectualidad. Esto es simplemente una sobrerreacción! ...Tú no estás comprometido con políticas...sino con una forma de actividad donde estás rodeado de una intelectualidad burguesa amargada...Es entendible que te sientas mal; tú encuentras la vida no sólo difícil, tú escribes pero extremadamente desagradable" Yo no quiero molestarte con consejos, si no puedo ayudar diciendo: tú debes cambiar tu situación y tu alrededor, tu trabajo y lugar de residencia, o si no la vida quizá puede llegar a ser irreversiblemente censurable."

 Lenin insistentemente aconsejó a Gorky dejar Rusia, lo cual provocó en Gorky no sólo enojo, pero tambièn la sospecha, de que Lenin quería deshacerse de èl como de un defensor persistente de los críticos del nuevo règimen.

En otras de sus cartas le dice Lenin a Gorky:

Mi estimado Alexey Maximovich:

"Todo este tipo de Kadet ( y sub-Kadets) arrestados, fuè necesario y correcto. Cuando leí tu franca opinión sobre el asunto, particularmente recuerdo una frase tuya que se quedó en mi memoria durante nuestras conversaciones:  "Nosotros los artistas somos personas locas."
Eso es justo, lo que es. Tú pronunciaste encolerizadas palabras, y por què razón? Porque una poca docena ( o quizá unos cien) de pequeños Kadet y sub- kadet "caballeros", están en prisión para prevenir un complot...Que sufrimiento, sólo imaginarse! Que injusticia!...Los obreros y campesinos están fortaleciendo sus fuerzas intelectuales en la lucha para derrocar a la burguesía y a esa pequeña intelectualidad y capitalistas lacayos, que se imaginan ellos mismos, los cerebros de la nación!. Ellos son en efecto, no los cerebros sino los excrementos.."

  Parece que al final Máximo Gorky, fue asimilado totalmente por el sistema o al menos optó por no ser tan públicas sus más íntimas decepciones con la revolución bolchevique, por què?, para mantener su status ?, la comodidad y privilegios alcanzados?, o por la impotencia ante Stalin?. Los artículos publicados durante su permanencia en el exteriror, muestran a un Gorky crítico de la represión indiscriminada de los dirigentes de la revolución, pero una vez de nuevo en Rusia dobla la página, recibe homenajes como uno de los escritores mas laureados en su tiempo, marcando a la par de los dirigentes de la revolución rusa, los pasos por los que debía seguir la literatura y el arte revolucionario, o sea el realismo socialista.

  Gorky, ya viejo, cansado y enfermo, pierde a su hijo Maxim Peshkov el cual muere alcoholizado  bajo los planes de dos miembros del partido (Yagoda y Kryushob) quienes fingían amistad por la familia. Parece ser que estos mismos stalinistas provocaron tambièn la muerte de Gorky, en su estado de convalescencia, al admimistrarle medicamentos que apresuraron su final.

  Gorky al morir, vívctima o no de Stalin, había contribuido tanto a construir su misma jaula, como la de millones de rusos bajo la dictadura stalinista.

Notas del libro: "Arrested voices" por Vitaly Shentalinsky , capitulo 12 : The files of Maxim Gorky.

Otto Aguilar
Imagen: Stalin y Gorky
12/3/08

Monday, November 3, 2008

OPEN STUDIO



Omar d'Leon, Julio Martinez & Otto Aguilar

Nov. 22 - 23 /2008
10 am to 6 pm

2130 Bonar St. Apt. "B"
Berkeley, Ca. 94702
For more information call: 510-540 1966


OMAR d'LEON


Omar d’Leon is one of the most critically acclaimed painter and poet of Central America. He studied nine years at "Escuela National de Bellas Arte" (The National School of Fine Arts). His art has been exhibited throughout the world.



JULIO MARTINEZ


Las virtudes de Martínez en la pintura son muy interesantes; por un lado, el dominio de lo académico lo ha llevado a ubicarse en un plano contrario al realismo y la academia: “la abstracción”, pero de alguna manera sus abstracciones han estado emparentadas con la figuración y, ahora más que nunca, con la lírica .(texto de Luis Morales)


OTTO AGUILAR
http://ottoaguilar.blogspot.com/

The nicaraguan poet and essayist Alvaro Urtecho has said this about Aguilar: "Aguilar, an artistwho is at the same time tough, risky and invariably experimental, requires from his audience an active look, without prejudice..."




















































































































































































































































































Saturday, October 25, 2008

La puta Patria.


Polvasal, llamado así entre la tropa, era uno de esos sobrevivientes de feroces combates, uno de esos que no te dejaban morir a la hora del "vergueo"*, allí donde se requería tener más "huevos" que "tapas"*. Despuès de morir cada noche y resucitar cada mañana con el batallón 50-10, en las montañas de Jalapa, no tuvo mas botín de guerra, que el terror del combate clavado en su memoria y el silencio eterno del hermano o amigo muerto. Años despuès, desempleado y abandonado por su mujer, murió alcoholizado en un cuarto hecho de latas de cinz, en un polvoso asentamiento llamado "Milagro de dios", de esos que aparecieron como milagros en la periferia de Managua de los años 80's. Entre sus escasas pertenencias, su madre encontró, viejas cartas, junto a un diario bastante maltratado y sucio. En una de sus páginas encontró este cuento?, que hoy yo les traigo, asombrado de las dotes de escritor de aquel Polvasal, que un día me salvara de morir en 1983 bajo las balas de la contra, en el cerrado combate de Makaralí, del cerro "Filo de la loma".


El cuento?, dice así:


Pues sí, tal vez no me creerán, pero aquí donde me vèn, yo conocí a la Patria, antes que se prostituyera, antes que se vendiera al mejor postor. Nos conocimos y fue amor a primera vista; pero en esos días tuve que irme a la montaña con el batallón y al regresar ella era otra y para otros.


Para atraer a su clientela, el chulo engalanaba a la puta Patria de acuerdo al cliente de turno. Así, cuando había que buscar clientes en el pueblo, la vestía de puta pueblerina, con una blusa roja escotada y una minifalda negra tan corta, que al sentarse enseñaba toda aquella mercancía. Los más machos iban cayendo en sus brazos, embobados en la estela de perfume "siete machos", ese que queda pegado espantosamente en las narices, junto con el potpourri de tufos propios de los recovecos de su cuerpo. Cuando sus clientes caían en desgracia y no ajustaban el precio acordado, el cual logicamente iba subiendo como la espuma de la cervezas de cada noche, la puta-Patria solo hacía una seña y como por arte de magia aparecía su chulo, quien muy experimentado en el uso de armas de todo tipo, se deshacía en un dos por tres, del desdichado.


Otras veces el nuevo chulo, vestía a la puta Patria, con ropas finas de Christian Diorr y la ponía a levitar, en un exquisito aroma de Channel # 5. Ella siempre tenía que estar ataviada, de acuerdo al nivel del chulo y su clientela. Este tipo de cliente, muchos de ellos, altos funcionarios de gobierno, la gozaron no en moteles de barrios como los clientes de pueblo, sino en hoteles cinco estrellas, y por supuesto!, pagando con la "American Express" asignada para sus gastos de representación.


Hoy la puta Patria, vieja, sin atractivo alguno, ataviada ridiculamente y aterrorizada por antiguos clientes que en venganza quieren "pasarle la cuenta", se aferra a un viejo chulo, que habiendo caído en desgracia por unos años, logró denuevo recuperarla, pactando con viejos chulos, expertos en el arte de vender putas Patrias.
En los corredores del prostíbulo patriótico, viejos chulos o clientes que de pobres pasaron a ricos, en esta profesión milenaria, dán instrucciones animadamente, haciendo alarde de sus èxitos, ante los rostros embobados de los nuevos aspirantes. Mientras que afuera del prostíbulo, viejos y nuevos clientes, hacen colas empujando y peleándose unos contra otros, en espera de atrapar a la puta Patria en el menor descuido.


Pues sí, aunque no me crean yo conocí a a esa puta Patria antes de hacerse puta.

Berkeley, 24 de octubre de 2008

Saturday, October 18, 2008

El mesianismo zombi del s. XXI.


 
  En los años 80's la guerra y el bloqueo impuesto a Nicaragua por el gobierno de Ronald Reagan, dejaba poco tiempo y ánimo a los nicaragüenses para la lectura de libros críticos a la revolución rusa y a la revolución  cubana, libros que por supuesto eran de escasa circulación. La revolución rusa había sobrevivido a tanto derramamiento de sangre, de hambrunas, e infiernos como los sitios a sus ciudades por las hordas hitlerianas, a los mismos Gulags stalinistas, a  la ejecución de miles y miles de disidentes y, apesar de todo eso se había establecido como el primer país comunista del planeta, ejemplo de justicia y equidad, por más de 60 años. La revolución cubana había sobrevivido al bloqueo de los EEUU y se había impuesto a base de represión y ejecuciones estilo stalinista sobre el cubano disidente o no; pero a pesar de esto figuraba por una efectiva propaganada, como un ejemplo de la lucha de liberación de los pueblos latinoamericanos. Esto les daba a sus líderes máximos: Lenin, Stalin y  Fidel respectivamente, el estatus de mesías y, el mismo estatus de inefables, de incuetionables  que el creyente católico le otorga al máximo jerarca de su iglesia.

  La economía de guerra, la muerte a diario de combatientes que sucumbían día a día en esa cruel guerra de los años 80's, cuando Los Estados Unidos financiaba la contarrrevolución al ver amenazados sus intereses geopolíticos y económicos, creaban un clima de intolerancia ante cualquier crítica a la conducción de la revolución sandinista. Cualquier crítica a sus líderes era inadmisible, porque se convertía en boomerang para el proceso revolucionario nicaragüense en pañales, el cual se aferraba con las uñas dispuesto a morir desangrado.

  Entre la capital y su relativa comodidad y las difíciles condiciones que la guerra de los años 80's imponía en los frentes de guerra, se fueron desarrollando diferentes actitudes en todos aquellos que defendían la revolución sandinista. Para el que permanecía en la montaña, como resultado de la diaria exposición a la muerte, se imponía un carácter más sacrificado, surgiendo con ello los inevitales síntomas postraumáticos, donde el dolor por la pèrdida del compañero de lucha o el familiar, acumuló ese veneno de odio al enemigo, que es lo que daba valor, coraje a la hora del feroz combate. El trabajo político en las unidades militares, no era más que estimular ese coraje para resisitir al cansancio de las largas caminatas, al desvelo en las posta, al terror de ser el siguiente en la la larga lista de caídos, o al horror de ser atrapado vivo por la contrarrevolución. En esa situación de guerra era inadmisible desviación alguna, poner en duda los principios de esa revolución defendida con la vida misma.

  Así mismo era "indiscutible" la validez de la gran revolución rusa y de la cubana, que habían sido el ejemplo a seguir; revoluciones que habían estado hombro a hombro con la nicaragüense, cualquier crítica a sus líderes se consideraba como acto de desviación ideológica o peor aún de contrarrevolución. Muchos militantes, combatientes y simpatizantes sandinistas se tragaron sus críticas a los errores, vicios y corrupción de los líderes del proceso nicaragüense, quedándo así una imagen del único enemigo: "el imperialismo yankee". Esto contribuyó a que en la elite sandinista germinrá la corrupción, igual a la cual se había combatido. Repitiendo el mismo camino de todas las anteriores revoluciones. Los sandinistas que se atrevieron a disentir fueron expulsados como desviados ideológicamente y abandonados a su suerte; entre ellos hay cuyas muertes todavía son un misterio para muchos. Algunos de los disidentes engrosaron las filas de la contrarrevolución y murieron allí, mientras de los que sobrevivieron, hay quienes volvieron a cobrar su cheque de guerrilleros y haciendo borrón y cuenta nueva regresaron al viejo redil, a la sombra del actual e induscutible lider mesiánico del gobierno nicaragüense, que muy generoso con un nuevo traje carismático y reconciliatorio los recogió como a hijos pródigos. Los más desafortunados, desabilitados física y psicológicamente, pululan abandonados a su suerte; otros sobreviven con sus pesadillas ahogándolas en adicciones. Mientras los oportunistas, los pragmáticos, los arribistas de siempre, viven igual o quizás mejor que sus enemigos ideológicos, a los cuales ellos criticaban. Muchos de ellos son diputados parásitos por muchos años y/o empresarios exitosos. Descaradamente, estos forman parte del nuevo gobierno nicaragüense de reconciliación, donde en una supuesta alianza los aportunistas de ayer, de hoy y de siempre, se han vuelto a reunir para comer en el mismo plato. Estos son los actuales integrantes del socialismo cristiano y zombi del s. XXI en Nicaragua..

  Ahora que el tiempo derribó viejos íconos mesiánicos y clona zombis de sus restos,  ahora que el tiempo saca sus trapos sucios a sol, ahora que la historia nos muestra una vez más que los ídolos derribados fueron sólo suplantados por otros en una forma de sincretismo anacrónico muy s. XXI, recordemos las memorias de Emma Goldman, sobre lo que ella vió y vivió en la revolución rusa y veamos cuanta similitud podemos encontrar en los vicios y crímenes de aquellos dirigentes rusos con los dirigentes cubanos y nicas. Goldman, fue una de las más destacadas anarquistas rusa-americana que luchó por la revolución bolchevique y quièn en los años previos a la muerte de Lenin, se había decepcionado y atrevido a criticar al incuestinable lider de la revolución de octubre. Tambièn en su tiempo,  ella fue tildada de agente del enemigo de la revolución rusa, por atreverse a tocar al mesía con las manos sucias, por criticar al incuestionable lider. He aquí la semblanza que de Lenin, nos dejara Emma:

Vladimir Ilyitsch Ulyanof Lenin.

  Cuando leo los himnos de alabanza fúnebre con los cuales se han dirigido al muerto algunos de sus más irritados enemigos, acuden involuntariamente a mi memoria las palabras amonestatorias que empleó Angélica Balabanova frente a Clara Sheridan, la dama que esculpió bustos de Lenin, de Trotsky y de otros jefes del bolchevismo. ¿Se le hubiera ocurrido cincelar hace tres años a Lenin -le pregunto Balabanova- entonces, cuando el gobierno inglés lo anatematizaba como espía alemán? Lenin no ha hecho la revolución. La hizo el pueblo ruso. ¿Por qué no cincela usted a las mujeres y a los hombres del pueblo obrero ruso, los verdaderos héroes de la revolución? ¿Por qué ese repentino interés por Lenin?

Con Balabanova pregunto yo a los que sobrecargan ahora de alabanzas a Lenin, entre los cuales hasta se encuentran algunos menchevistas y social-revolucionarios: ¿Por qué esa repentina simpatía? ¿Por qué ese extático estallido de homenajes para el hombre que ayer mismo era cubierto de anatemas? ¿Acontece esto en base a aquella endeble máxima que afirma que sólo se debe hablar bien de los muertos? ¿O acontece porque hoy es un signo de valor no ir contra la corriente del culto a los héroes? ¿O en resumen, no es más que un efluvio de ordinaria hipocresía? Esos escritores saben tan bien como lo sabía la Balabanova que Lenin no ha hecho la revolución. Más aún, que fue él quien puso un fin a la revolución. Paso a paso, desde el histórico respiro -desde la paz de Brest-Litovsk- hasta marzo de 1921, cuando impuso a sus rebaños su nueva política económica, persiguió Lenin la tarea que se había propuesto, intentó llevar la revolución a la calma, castrarla, desnaturalizar sus fines, privarla de su contenido, de modo que de ella no quedó más que la vestimenta exterior, que debía servir como ornamento en las revistas de gala de la Tercera Internacional.

Esa tarea no era fácil. El pueblo ruso, que se arrojó con toda el alma en la revolución, tenía ardiente fe en sus fuerzas, en sus posibilidades, en su persistencia. Lenin era demasiado perspicaz para oponerse a ese entusiasmo general, a esa honda fe. Al contrario, marchó con el pueblo y se pronunció por las medidas más extremas. Pero el objetivo que perseguía era otro y se diferenciaba esencialmente de los objetivos que el pueblo anhelaba. Era el Estado marxista, -como él lo comprendía- una máquina que involucraba todo en sí, que lo absorbía todo, que todo lo destruía, y cuya palanca tenían Lenin y su partido en las manos. Esa divinidad fue bendecida por Lenin toda la vida.Cuando la ola revolucionaria llevó a Lenin al poder, vio llegada su hora, la hora en que debía transformarse su sueño en realidad. ¿Qué le importaba que la revolución fuera a la debacle? ¿Qué significaba que Rusia se cubriera de escombros y de ruinas? De la sangre y las pavesas de un gran devenir surgió el Estado marxista. La gloria de la obtención de ese artificio corresponde exclusivamente a Lenin. Nadie trabajó más hábilmente ni con tan absoluta abnegación para ese objetivo que él. El porvenir, sin embargo, no dejará de apreciar justamente el carácter dudoso de esa gloria que incumbe al muerto jefe del bolchevismo, al leninismo, como llama hoy con orgullo el rebaño fanático de sus adeptos la formación política autocrática que pesa gravemente sobre las espaldas de la esclavizada Rusia.

Los aduladores de Lenin lo llaman grande. Pero él no poseía seguramente la grandeza del espíritu y del corazón que constituyen las condiciones previas esenciales de toda grandeza verdadera y general. Lenin mismo habría llenado de vejaciones y de burlas a los que le atribuyen hoy tales cualidades burguesas. Grandeza de espíritu, magnanimidad de corazón, comprensión y simpatía para un adversario eran rasgos que escapaban totalmente a este hombre, que sin embargo, fue tan extraordinariamente humano en sus defectos y criminal en sus errores. Más de una vez se ofreció a Lenin la ocasión de revelar la verdadera grandeza, pero su conformación espiritual entera no le permitió percibir la ocasión magnífica y ni siquiera comprender su importancia. Desde este punto de vista, Lenin ha quedado siempre fiel a sí mismo.

Der Tag del 27 de enero da cuenta de una interesante historia. Era en 1890; Rusia se vio visitada por una terrible miseria. Toda la inteligencia rusa, sin diferencia de opiniones, se asoció para encontrar medios y vías que pudieran aliviar la situación del pueblo hambriento. León Tolstoi mismo escribió un caluroso llamado de socorro. En Samara, el centro del distrito del hambre, se reunió un grupo de intelectuales para deliberar sobre su trabajo en pro de los hambrientos. En esa reunión se levantó un joven y se expresó así: El hambre revoluciona a las masas y facilita la lucha contra la autocracia rusa. Por esa razón considero un crímen el proyectado socorro. Naturalmente no tengo ninguna inclinación a participar de ese crimen. Ese jóven era Vladimir Ilyitsch Ulyanof Lenin. No sé si el autor de esta historia, presente en aquella reunión, ha citado exactamente el discurso del joven Lenin, pero es tan notablemente significativo para toda la conformación espiritual de Lenin y refleja tan excelentemente su conducta frente a la vida y a los padecimientos humanos, que bien podría ser la verdad.

Lenin demostró la misma fría inflexibilidad en otra ocasión memorable, y fue frente a Dora Kaplan, que tenía tras sí largos años de cárcel; no había sido conducida a su acción ni por motivos personales ni por motivos contrarrevolucionarios. Sabía también que su muerte, lo mismo que su existencia, no podrían contribuir a la prosperidad de Rusia. Con un gran gesto habría podido atraer hacia su persona, de parte del mismo partido a que Dora Kaplan pertenecía, humana consideración. Podía reservar la vida de esa mujer. Ese hubiera sido un signo de grandeza que habría señalado bajo las circunstancias un elemento nuevo, vital, al curso entero de la revolución. Pero nadie puede dar lo que no tiene. Lenin, a quien toda verdadera grandeza humana le era extraña, entregó a Dora Kaplan a sus verdugos, a la tcheka. ¿Se puede representar uno por un sólo momento que un Tolstoi, un Bakunin, un Kropotkin, los tres grandes rusos, hubieran podido hacerse culpables de una crueldad tan innecesaria e infructuosa? ¡Pero para qué mencionar esos espíritus universales!

Hubo dos mujeres en el movimiento anarquista: Luisa Michel y Voltairine de Cleyre. También contra ellas se intentó la muerte. ¿Cómo procedieron contra sus atacantes? ¿Se atuvieron a su libra de carne? ¡No, al contrario! Ambas se negaron a participar en un asesinato. Solicitaron la vida de los hombres que habían querido quitarles la suya. Compárese los actos de Luisa Michel y de Voltairine de Cleyre con el acto de Lenin y se verá la mísera impresión que produce el último en realidad.

Y sin embargo poseía Lenin una grandeza, que nadie podrá disputarle, poseía la grandeza del jesuitismo, la voluntad de seguir su camino con astucia y despreocupación de los medios y un menosprecio extremo hacia los asombrosos sacrificios que ofrendaba a su divinidad. En este sentido, los Torquemadas de todos los tiempos han sido grandes. De algunos se sabe que estallaban en sollozos al mandar a sus víctimas a la cámara de tortura o a la muerte. Tal vez sollozó también Lenin por el tributo que debía pagar por sus tentaciones. Felizmente tales lágrimas eran el factor paralizador del espíritu de la humanidad y destructor de todo intento de una nueva forma de vida. Los Torquemadas han sido siempre las fuerzas más reaccionarias y contrarrevolucionarias de la historia humana. Y Lenin era un reaccionario. Todos sus hechos políticos desde 1917 son una demostración viviente de sus aspiraciones contrarrevolucionarias. Contrarrevolucionarias en el sentido que han contribuido con todos los medios al fracaso de la revolución..."

(Este texto completo y otros mas se pueden leer en el portal:
http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/politica/hipocresia/13.htmlde la revista digital : bibioteca digital antorcha).

Berkeley, Ca. 15 de Nov. de 2008.

Friday, October 3, 2008

Purgas revolucionarias, autos de fè del s. xx.



  Iliá Ehrenburg, escritor ruso sobreviviente de las purgas de Stalin, escribe en sus memorias: " El tiempo no tiene prisa, pero tarde o temprano pone las cosas en su lugar. En la introducción a ese libro de memorias, titulado: "Gentes,años, vida", Victor Alba anota lo siguiente:
"En 1951, en una suntuosa fiesta en Moscú para celebrar su 60 aniversario, Ehrenburg dió las gracias: " al hombre que me ha ayudado a escribir mucho de lo que he escrito, y que me ayudará en el futuro, es decir Stalin". Su siguiente novela, un texto antinorteamericano titulado "La novena ola", terminaba con un testimonio encendido de amor a Stalin. Dos años más tarde, Stalin moría, y un año despuès, Ehrenburg asombró al mundo con su novela "El deshielo", cuyo protagonista era un fanático e implacable funcionario del partido al cual se enfrentaba un frustrado artista".

  Esa novela de Ehrernburg, predecía la condena de Stalin, con el informe de Jruschow en 1956. Despuès de la muerte de Stalin, Ehrenburg se retractaría de manera oblícua de lo que había escrito, y rehabilitaría a muchos escritores amigos que el estalinismo había ejecutado o reprimido, tales como: Bábel, la Tsvietaieva, Mandelstam. El fèrreo y victorioso enfrentamiento contra el fascismo, que había liderado Stalin, no admitía crítica alguna a su política, ya que ello implicaba estar con el enemigo. Despuès de un tiempo de aniquilado el fascismo, los crímenes de Stalin, quedaban más expuestos a la crítica internacional y no tanto de sus enmigos ideológicos en la guerra fría, sino de aquellos intelectuales progresistas, que poco a poco fueron retirando desilusionados su apoyo y admiración. La dictadura estalinista, veía enemigos por doquier, incluso entre los miles que ejecutó y entre sus más confiables, estarían los otros cuatros miembros de su politburó.
En los inicios de la revolución bolchevique, era inimaginable todo el horror que desencadenaría Stalin con sus purgas. Tal vez, si se hubiese seguido el consejo que dejara Lenin, en su testamento secreto, donde prevenía al partido de nombrar a Stalin como su sucesor, se hubiese evitado tanta sufrimiento . Miles de revolucionarios, intelectuales, escritores, hèroes, de esa gran revolución que destronaba más de 300 años del despótico zarismo, fueron ejecutados tras fabricados procesos, donde el enjuiciado acababa aceptando el crimen imputado; ni más ni menos como los procesos inquisitoriales del catolicismo, donde despuès de interminables e insufribles torturas el condenado aceptaba su herejía, y a pesar de pedir clemencia por su supuesto crimen, eran ejecutados en los llamados "Autos de fè".

  Muchos "autos de fè", se realizaron en las diferentes revoluciones del siglo xx, algunas veces aplicando la muerte física o la muerte civil; la revolución nicaragüense no fuè la excepción. Tambièn, muchos que fuimos parte de esa revolución, ignorantes de la lección que la historia rusa nos dejaba, íbamos cayendo víctimas de las diferentes purgas del partido sandinista, unos más tempranos que otros. Desde un inicio, en aquel intento de revolución, se podía distinguir al místico y por otro lado al que capeaba el bulto a la hora de las balas o las dificultades, afanado solamente en trepar reptilmente hasta los círculos del poder. Muchos de los místicos revolucionarios y de los jóvenes del servicio militar obligatorio, hoy yacen en olvidadas tumbas de cristos cotos; y muchos de los que capearon el bulto, hoy rechonchos calientan las butacas de puestos políticos, pagados por el erario público del segundo país más pobre de latinoamèrica.

  La tragicomedia nicaragüense escrita con sangre, tiene muchos actos. Tambièn cuenta con varios grupos de teatro (partidos políticos) que se disputan constantemente por debutar en el gran "teatro de  tragicomedia nacional" de la fauna política. En esa tragicomedia hay actores que asumen varios roles a la vez, y muchos de ellos emigran o se venden cual vil mercenarios a los diferentes grupos de teatro en busca de mejor paga, o de mejores posibilidades para llegar a tan ansiada y bien rentable actuación. En el mal ensayado debut del grupo de teatro "Reconciliación y unidad" (así llamada a la convergencia política, que pulula alrededor de Daniel Ortega en su reelección) del gobierno, hay actores a los que por la prisa o por la inexperiencia se les nota el maquillaje anterioriormente usado, en sus numerosas actuaciones en los diferentes grupos de teatros (partidos políticos) de donde provienen. A otros actores, el papel asignado no encaja con su físico, con su personalidad; uno de los más notorios es el rol de "místicos revolucionarios", habiendo sido más apropiado de acuerdo a la personalidad del actor, asignarles el rol de villanos. A pesar de contar con un rico vestuario, de una estupenda escenografía, adquiridos con fondos de la cooperación externa, el resultado deja mucho que desear. Entre cada acto, tras el telón se oyen los apuros, los gritos de la directora de la obra teatral y los corre y corre de los actores y tramoyistas, mientras al público se le entretiene con la pieza musical folklórica "La mora limpia". Pero tambièn hay otros actores (políticos) más profesionales, viejos zorros de la actuación que logran conmover al incauto, al joven, o sea a "la carne de cañón".

  Hay que recordar que la apasionada y aventurera juventud es el futuro de toda nación!, sin hablar de los que quedaron enterrados hace más de 25 años y viven siempre jóvenes en nuestra memoria, esperando que el tiempo o los que les recordamos pongamos las cosas en su lugar, o al menos les recordemos a esa nueva generación los errores y crímenes del pasado para no caer o ser víctimas, en el eterno retorno de nuestra trágica historia .

Otto Aguilar
Berkeley - 10/3/2008

Thursday, May 8, 2008

100 - UNA EXPOSICION POR EL ABORTO TERAPEUTICO

En Nicaragua desde la penalización del aborto en Noviembre del 2007,Gracias a los oficios de la Asamblea Nacional y la Iglesia Católica,Más de 100 mujeres han muerto.

Pablo III Farnesio (despuès de Tiziano)Fotografia intervenida. Esta pieza es parte de la muestra 100 - una expo por el aborto terapeutico..Créditos: Otto Aguilar


"Arriba las enaguas", Paul III Farnese (despues del Tiziano).
"...I keep on protesting against the groveling spirit that could persuade those masters to prostitute their noble talents to the adulation of such monsters as the french, venetian and florentine princess of two and three hundred years ago..."
From "An american in Europe" of Mark Twain.
"...Yo mantengo mi protesta contra los espiritus arrastrados que podrian haber persuadido a esos maestros a prostituir sus nobles talentos para la adulacion de semejantes monstruos tales como los principes franceses, venecianos, y florentinos de hace 200 y 300 años atrás..."
Del libro: " Un americano en Europa" de Mark Twain.
Pablo III - El Papa de los Valores Familiares.
Lo llamaban el "Papa Enaguas", porque entregó a su hermana para que fuese desvirgada por el Papa Alejandro VI (1492-1503). Mas tarde envenenó a su madre, a una de sus hermanas y a una sobrina para tomar control de la herencia de su familia. Tuvo relaciones incestuosas con sus hermanas y su propia hija, Constanza. Asesinó a su yerno, Bosius Sforza para poder gozar a su antojo de su hija sexualmente. Mató a su otra hermana cuando se sintió celoso de uno de sus amantes, y se sabe que mató a dos Cardenales y a un Obispo polaco debido a una disputa teológica. Fue el cafiso (proxeneta) mas grande de Roma, porque tuvo a 45.000 prostitutas trabajando para él y pagándole un tributo mensual.Aún insatisfecho con su vida sexual, siendo obispo de Parma, mantenía como amante a una noble romana quien le dio tres hijos bastardos: Pier Luigi, Ranuccio y Constanza, que más tarde serían legitimados por Julio III. Su incalculable paternalismo le llevó a desgajar de los estados de la iglesia los ducados de Parma y Piacenza para entregarlos a su hijo Pier Luigi.Pero para él, el divorcio era un pecado imperdonable. Cuando Enrique VIII de Inglaterra no pudo anular su matrimonio con Catalina de Aragón, finalmente se divorció de ella y se casó con Ana Bolena en 1533. Pablo III lo excomulga en 1534 y Enrique VIII se erige como cabeza de la Iglesia Anglicana, separando a Inglaterra del catolicismo.
Pablo III - El Enemigo de los Protestantes.
La reforma comenzó en Alemania con Lutero, y poco después echó raíces en Ginebra con Calvino. En 1541 Calvino comenzó a propagar su teología por Francia, Holanda y otros países. Esto dio lugar a que el Papa reformara la Inquisición Romana en 1542. Durante su pontificado se inició la Contrarreforma católica, para hacer frente al cisma protestante: Pablo III convocó, aunque sin éxito inicial, el Concilio de Trento en 1536, el cual tardaría nueve años aún en alcanzar la sesión de apertura.Aprobó la fundación de la Compañía de Jesús (1540) y de otras órdenes religiosas, puso en marcha la elaboración del primer Índice de libros prohibidos por la Iglesia (que se publicaría en 1559) y apoyó la lucha de Carlos V contra los protestantes alemanes.
La Inquisición Romana.
Pablo III es conocido en la historia como el Papa que persiguió a los protestantes más que cualquier otro. Para estos fines, estableció en 1542, el Santo Oficio como cámara de apelación final en casos de herejía. De esa forma armó a la Inquisición Romana con la meta de erradicar al protestantismo de Europa. La historia cuenta que la Inquisición Romana llegó a un nivel tal de crueldad y barbarismo que hasta "repugnaba a los turcos y sarracenos...".Concilio de TrentoEste Concilio fue una de las respuestas a los protestantes. Intentó sistematizar la doctrina católica y la ley canónica y se proclamó al celibato como superior al matrimonio. La ceremonia católica del casamiento pasó a ser conducida por un sacerdote en presencia de dos testigos. Los sacerdotes pasaron a ser entrenados en seminarios aislados de la comunidad. (Claro por eso hay tanto pedófilo, entre ellos!!!)
Posted by Otto Aguilar at 6:42 AM
Labels:

0 comments:
Post a Comment
Newer Post Older Post Home
Subscribe to: Post Comments (Atom)


Thursday, May 1, 2008

Aborto de ángeles.

"Somos el sueño abortado de un demiurgo
menor"

Severo Sarduy


"El desterrado es ese tipo de persona que ha
perdido a su amante y busca en cada rostro
nuevo el rostro querido y, siempre autoenga-
ñándose, piensa que lo ha encontrado."
Reynaldo Arenas


… y en esa cavilaciones iba, cuando escuché a una mujer de mediana edad que caminaba delante de mí, hablando con su fantasma acompañante, al cual le decía: -adonde quiere mi señor que le lleve? …le puedo mostrar la ciudad?…le llevaré a la estación de Powell…allí hay mucha gente y podemos encontrar de todo…qué quiere?…éxtasis ? …o polvo de ángel ? ... para sentirnos como los mismos ángeles…como aquel ángel que tentara a nuestro señor, se acuerda?…porque usted muy bien sabe que los ángeles tienen un rico y celestial sexo …y que de tanta cogedera celestial, han tenido que someterse a múltiples abortos, con tan buena suerte para nosotros, que los fetos celestiales no morimos sino que venimos a caer hasta aquí mismísimo donde me ve usted…por eso dicen por allí, que fuimos hechos a imagen y semejanza de ellos. Entonces quiere que le lleve a la estación de la Powell?… sólo que allí hace frío en el alma…pero si mi señor quiere, yo lo llevo a mi apartamento aquí en la calle Post y allí quitaré el frío de su alma y de su cuerpo, como la Magdalena se lo quitó una vez, se acuerda?…entonces, adonde quiere mi señor que lo lleve?.
Espantado de todos estos abortos de ángeles, salí casi corriendo enrumbándome a la calle Castro a calmar la angustia con unas cervezas. La calle Castro es una pasarela donde la fauna "gay-goyesca", de la "loca desenfadada" de la ciudad de San Francisco alterna el desfile diaro, con viriles y bellos efebos cual maniquíes provocadoramente ataviados, que exhiben a través del pantalón bien ceñido, abultados falos incitando a la lujuria. El mirarse de soslayo con cierta displicencia uno a otro, para no mostrar demasiado interés o por el contrario mostrar sus atributos con guiños de ojos para cazar a la posible presa, es parte del glamour que van desplegando estos maniquíes esculpidos en gimnasios e inflados con esteroides. Como otra cara de la moneda de estos sensuales maniquíes, también la pasarela de la calle Castro exhibe como crueles caricaturas, a espectros vivientes que la peste del siglo ha multiplicado por doquier, y unos más evidentes que otros, muestran el despojo cruel de un pasado de placer.
El deterioro y lo efímero de las ideologías políticas, también tiene a sus modelos en la calle Castro, donde unos de estos días me topé con uno de esos oportunistas que sacaron ventajas de la revolución nicaragüense; vestía ajustadísimos pantalones de cuero color negro que dejaban pronunciar su falso abultado sexo, un abierto chaquetín también de cuero negro mostrando sus caídos pezones de los que colgaban sendos aretes, calzaba altas botas de color negro cuidadosamente bruñidas, listas para el lenguetazo del lame bota que le acompañaba. Su abotagado rostro sin pizca de arrepentimiento, delataba al perfecto megalómano, que acostumbrado a la veneración del fanatismo popular, acaban siendo perversos esperpentos, víctimas de su propia vanidad,…pareciera que la psicosis, producto de su pasada actividad militar, le había convertido en un perfecto sadomasoquista, practicante del sexo rudo. Este esperpento otrora símbolo del machismo pseudo revolucionario, se hacía acompañar de una "loca" a la cual probablemente había sacado del armario de su abuela con todo y peluca, corsé y crinolina. A pesar de la libra de maquillaje que enmascaraba su rostro, pude reconocer en él también, a uno de los lame botas con los que solía rodearse este personaje. Quien lo iba a pensar! que estos vividores de la revolución, eran aquellos mismos, que horrorizados de ser descubiertos en sus "pecados nefandos" y por ello desplazados de los privilegios que la elite a la cual pertenecían les otorgaba, eran los mismos que despotricaban recalcitrantemente y purgaban de sus filas a aquellos que bajo sus mandos, ponían en evidencia sus mismas prohibidas inclinaciones; ni mas ni menos como aquellos otro vividores de la revolución cristiana, que desde sus púlpitos sagrados de iglesia, condenan el pecado nefando, depuès de que en la sacristía ellos mismos habían manoseado al candoroso monaguillo que les ayudaba a poner sus sagradas vestiduras. Así, el encanto de vanidosos efebos en su fresca y saludable "juventud divino tesoro", coqueteaba en un vil contraste con el desencanto de aquellos marchitos seres donde la pandemia había arrebatado sin compasión alguna, todo goce carnal! … esta era la calle Castro con su decadente pasarela de inicios del siglo veintiuno!.
Otto Aguilar( Del relato inèdito: Aborto de angeles).

Saturday, April 26, 2008

Illegal alien in this planet.

Pues, como el "conócete a ti mismo", es una ilusión inalcanzable, no puedo mas que intentar pintarme con ciertos colores sombrios (como el color de mi piel), donde de vez en cuando destellan pequeños trazos de colores brillantes que corresponden a los momentos en que me siento iluminado por el arte y la literatura.

I have come to understand my self more and more, I know that I am not from this planet or from this century. It is for this reason, it is dificult for me, to understand the sinical and pragmatic people from this country, this planet, and from this time. It is difficult for me to understand and not feel anger about how this beautiful planet is dying because of the actions of the stupid animals called "men." Especially because of the more pragmatic kind of all, the richer men...that are living at the expense of this dying planet and undermining the moooore poooorest people on it!!!!!!!" This is why I must exclaim and proclaim...I am not from this Planet, I am not from this Century!

Planchas y abstracciones en galería Añil.

Planchas y abstracciones.
Luis Morales Alonso



El arte nicaragüense contemporáneo tiene elementos técnicos extraídos de las corrientes más universales del arte actual. Añil: Galería de Artes Visuales presenta ahora a estos dos artistas, que con su obra han aportado imágenes al arte nacional. Otto Aguilar desde su primera exposición personal en los años ochenta, con sus dibujos a lápiz de grafito, demostró siempre gran maestría y virtuosismo en el dibujo académico, con un mensaje sólido y directo. Durante estos años, y tras su estadía en Estados Unidos, su obra ha cambiado de técnica y soportes, pero aún conserva esa manera directa de decir las cosas, esos valores por la figura humana y, sobre todo, ese buen gusto por las composiciones formales. En esta serie, Planchas de la inquisición, Aguilar retoma el uso del fragmento humano, casi como un escultor —muy a lo Rodin— pero mezclando técnicas e informaciones. Es así cómo, en papel de acuarela, imprime fotografías que son el reflejo de fragmentos del cuerpo humano, que en las lustrosas y cromadas superficies de planchas, de uso doméstico para des-ajar la ropa, toman un espacio. Sus imágenes han sido extraídas de los fragmentos de cuerpos humanos masculinos, quizás el de él, donde insiste de manera casi torturante en el tema de la homosexualidad y las condenas recibidas. Estéticamente la imagen de la plancha, reflejando esos cuerpos, las pieles, los bellos, los pliegues, nos llevan a la apreciación de verdaderas abstracciones. Su obra actual refleja un mundo interno que conecta con el mundo exterior, a través de esas cromadas superficies de planchas calientes, donde se funden y reflejan los cuerpos humanos.
Julio Martínez también posee una sólida y estricta educación académica; al igual que Otto Aguilar es egresado de un Instituto de Bellas Artes de la ex Unión Soviética. Las virtudes de Martínez en la pintura son muy interesantes; por un lado, el dominio de lo académico lo ha llevado a ubicarse en un plano contrario al realismo y la academia: “la abstracción”, pero de alguna manera sus abstracciones han estado emparentadas con la figuración y, ahora más que nunca, con la lírica. En esta colección donde presenta dos temáticas que se unen y se complementan, nos lleva del mundo de la cocina —el fogón, el humo, los ángeles y las cocineras— a un misterioso mundo de personajes indescriptibles que a mucha velocidad ocupan espacios importantes en sus composiciones y sus pinturas, como es el caso de la pintura
El maratón de la costa pacífica, 40 x 30 pulgadas, acrílico sobre cartón. Sus colores se desprenden de los cálidos rojos y llegan de manera directa a los fríos azules. En su obra combina perfectamente diversos materiales que le permiten lograr interesantes veladuras, texturas virtuales y, además, en las pinturas más abstractas, mayor misterio, y sobre todo movimiento logrado por las veloces pinceladas aplicadas con gran maestría. Estamos ante dos grandes pintores, dos grandes artistas creadores, cada uno de ellos de un lenguaje propio, que se consolida y propone algo nuevo con cada exposición que presentan.
Tomado del Nuevo diario, 9/7/05

EL CUERPO FRAGMENTADO. Alvaro Urtecho.

En un artículo escrito sobre Héctor Avellán, hablaba yo de “transexualización” o de “mundo transexualizado”, al referirme a las ilustraciones de Otto Aguilar en un libro de ese poeta. En efecto, hay en este joven artista nicaragüense, residente actualmente en Berkeley, una auténtica mística del sexo, como la de un D. H. Lawrence en la creación literaria. No una mística nebulosa, celestial, de ultratumba o de trasmundo. No, no una mística para beatos o para la contemplación. Aguilar, artista duro, artista audaz e infatigablemente experimentador, exige del espectador una mirada activa, sin censura, cómplice, un involucramiento en las búsquedas y propuestas del cuadro.Utilizando diversas técnicas de la plástica moderna, y asistido por una notable fuerza conceptual, demuestra un gusto especial por las composiciones formales, tal como lo ha señalado Luis Morales Alonso en su nota a la exposición de su serie de planchas, celebrada en julio de 2005 en la Galería Añil. Estamos frente a un artista que sabe bien lo que quiere y está dotado de la voluntad de estilo para hacerlo.Un artista que, pese a su escasa edad, va quemando etapas, desde el punto de vista estilístico y compositivo, pero que siempre está poniendo la llaga en donde la puso por primera vez: en el misterio del cuerpo siempre tocado pero intocado. Como diría Novalis, ese filósofo que concebía la poesía como lo Real Absoluto: “Tocar un cuerpo es tocar el cielo...” Buscar siempre el cuerpo y no lograrlo, quedarse siempre en la inasibilidad del ser.Como todo explorador sin límites de la figura y del objeto sexual, Aguilar se concentra en el fragmento, en el fragmento o los fragmentos del desnudo, sobre todo el masculino.La visión del fragmento funciona como una metáfora de la deshumanización, de la desolación y de la soledad del ser humano. Tiene ilustres precedentes su arte: Bacon, por ejemplo, y sus cuerpos desollados vistos como en una carnicería.Hay una especie de culto al músculo que nada tiene que ver, pese a las masas carnales, con el canon estético occidental de ascendencia grecolatina. Se trata del cuerpo caído de la teología luciferina. Cuerpo de extremidades indefinidas que no conecta con nadie, como sí lo hace Miguel Ángel en su mural de la Capilla Sixtina, sino con la ausencia, la ausencia del rostro, la ausencia de los ojos, la ausencia del habla. ¿A quién o a quiénes abrazan esos cuerpos? ¿A sí mismos, a su fantasma? Cuerpos de corredores sin cabeza, con las extremidades superiores sostenidas por gasas. Cuerpos unidos como por un torniquete. Cuerpos a veces girando en franjas o cintillos de movimiento ascendente.Además, cultiva también una pintura más tenue y más tierna como “Pasión en rojo”, en donde en un ámbito de claroscuro y de sombras una pareja desnuda se besa, iluminando el pintor las partes sexuales. “Bailarina en su ocaso”, cuadro expuesto en la Galería de Hugo Palma Ibarra en Diciembre de 2004, caracterizado por una estructura volumétrica. Una mujer de traje rosado azulenco contemplando el horizonte. Figuras-llamaradas elaboradas a base de franjas ondeantes, verdes, rosadas, sepias.Asimismo, siguiendo su diversidad estilística, logra unos impresionantes desnudos arlequinescos de una gran sobriedad, reflejando las sombras del temor, la culpa, el dolor y el ensueño en los rostros.Las planchas de Otto Aguilar (que él denomina “Planchas de la Inquisición”) conforman un conjunto de unidad temática y de estilo que es, evidentemente, de lo mejor que tiene dentro de su trabajo artístico denunciador y disidente. La plancha, ese instrumento para alisar la ropa, ha sido escogido por Aguilar para acentuar la imagen de la tortura generalizada en nuestro tiempo incierto. La superficie de la plancha, instrumento también de quemazón del cuerpo humano, le sirve para representar los brazos y pies descalzos de la marginalidad postmoderna, los roces y hendiduras eróticas de la carne, vista a veces a través de los bordes del deseo, en su maceración o en sus posiciones fetales. Un universo cerrado. El desnudo sin alcanzar su definición ni mucho menos su plenitud. Refractario a toda estética del desnudo clásico, Aguilar ubica su arte en los infiernos reales e imaginarios contemporáneos para encontrar lo Nuevo.


Alvaro Urtecho. Nuevo diario, 2006.


Daguerrotipo


Las alas del recuerdo.


Penitente

Torso.


Jerarca (depuès de Rafael Sanzio)

Tentaciones de San Antonio I.

Wednesday, April 23, 2008

ECO DE AÑEJAS VOCES.

...las tinieblas son lienzos
donde viven, saltando de mis ojos a millares,
seres desaparecidos de miradas familiares...
 

Baudelaire

  Las viejas fotos de familia que cuelgan de la pared de mi estudio, igual que mis pinturas cobran vida, en ellas se puede ver a mis hermanos y a mí, en la idílica niñez cuando la inocencia pintaba tímidas sonrisas en nuestros rostros de miradas curiosas, expectantes de futuro, hoy hecho pasado...

  Mi abuela me pedía siempre darle cuerda al reloj de péndulo colgado en la pared, para lo cual debía subirme en una de las sillas de junco. De mi parte deseaba que las manecillas del reloj confundieran su curso, pero mi abuela decía que todo debía marchar como estaba dispuesto y que ni siquiera una hoja de los árboles se movía sin la voluntad de Dios. Ante tal afirmación dios se me figuraba uno de esos muchachos bromistas y malvados hasta la saciedad, que en la escuela siempre estaban gozando por las crueles bromas de la cuales los más tímidos eran sus víctimas; un Dios inclemente que jugaba todo el tiempo haciendo ricos a unos y pobres a otros, a los bellos, saludables y felices los ponía a un lado y para que sobresalieran más en estas afortunadas cualidades los rodeaba de feos, pobres, enfermos e infelices, a los cuales hacía por montón, pues eran los que más le rezaban y adoraban con la esperanza de que les hiciera el milagro de pasarlos al grupo de los afortunados. 
  
  Y así como a esos chicos malvados de escuela, que se dan a mal querer, así le cogí tema al Dios de mi abuela ante la cual fingía ser creyente para no decepcionarla. Hasta que un día, harto de fingir creer en un Dios sordo, que nunca oía las suplicas de la abuela ni las mías, renuncié a ser su lazarillo en sus visitas a la iglesia de San José. Con este distanciamiento daba inicio a mi libertad del sometimiento que dios había establecido a través de mi abuela Margarita. Otros "dioses" de carne y hueso, que después me fueron apareciendo, trataron también de someterme, aprovechando mi ingenuidad al iniciar mi recorrido por la colina de la vida, pero todos habrían de correr la misma suerte. Con el tiempo me di cuenta que vamos sustituyendo a dioses: primero están los dioses que nunca vemos, y por eso los creamos a nuestra imagen y semejanza para pedirle de todo, hasta de la forma en que queremos morir, luego están los que sí vemos y tocamos, los cuales nos someten a su voluntad a travès de la carne, quedando por un tiempo atrapados en la jaula de oro de la pasión amorosa. Y al final están los dioses políticos,con los que apuestas hasta tu vida, pero donde tambièn si no eres un buen estudiante de Maquiavelo te vas quedando entre el montón que sólo cuenta a las horas de las elecciones. Pasando por todos ellos y libre al fin de sus dominios, me quedé con mi propia voluntad, sometido sólo a mi propio yo. Tal pareciera que yo había nacido predestinado a ser discípulo del astrónomo-filosofo y anarquista Louis Auguste Blanqui cuya máxima de: " Ni dios ni amo", sigo profesando. Ese mi anarquismo innato me dotaría de cierto escepticismo contra todos esos dioses y por ello a temprana edad provocaría tremendo disgusto al Dios de mi abuela.

Otto Aguilar - 4/23/2008
Algunos párrafos de  mi relato "Ecos de añejas voces".

Daguerrotipo virtual.


Con enigmáticas y subyugantes fuerzas de alquimia cósmica, el viejo espejo del tocador que perteneció a Antonio y que por azares del caprichoso destino está ahora en mi cuarto, me ha desnudado. Plantado ante él, comienzo a escudriñar en un afán artístico y con placer narcicista de ribetes eróticos, el sensual juego de la luz, recorriendo las sinuosidades de mis muslos, de mi sexo, de mi abdomen y pectorales, cubiertos por tupida vellosidad, como peinada grama que cubre un paisaje desolado. Mientras convierto esta imagen de mi desfachatez que el espejo arroja, en líneas, sombras y luz, sujetas a un armónico arabesco de mi anatomía, me veo rodeado poco a poco de voluptuosas escenas eróticas de Antonio con su amante de turno. Obscenas y delirantes posiciones de improvisado Kamasutra, con aquéllos sus ojos en blanco como en trance, que nunca olvidaré, forman un caprichoso-perverso-collage-orgíaco, grabado en el azogue del espejo, por el tiempo. El mágico archivo de prohibidas imágenes que este viejo espejo atesora, se me revelan en todo su pasado esplendor. En intermitentes minutos mi imagen suplanta la del amante de Antonio, cual manipulable realidad virtual de monitor. Y así me posee entre excitantes y depravadas palabras al oído y en un enlazamiento de nuestros libidinosos cuerpos, como cuando mi anatomía era el templo de su veneración. Después de tres días de claustrofóbica orgía artística, las sinuosas líneas, las sombras y las luces de mi abandonada figura, dibujada aparece sobre el papel y yo aún delirante y tembloroso, azogado estoy en mi lecho con el recuerdo clavado en mi piel como mil astillas de cristal.
Otto Aguilar, Berkeley /2000

Wednesday, April 9, 2008

Rostro de melancólica belleza.



En el viejo álbum de recuerdos,
congelados minutos de lozana juventud,
conserva la foto de mi abuela.

El triste arco de sus cejas,
enmarcan unos ojos aquamarinas,
dos gotas cristalinas de cielo,
temblorosas aferradas al pétalo
liliáceo de su tristeza.

Rostro de melancólica belleza.

En el umbral de mi memoria,
su yerto rostro yace,
del liliáceo pétalo de su tristeza,
se han caído las dos gotas de cielo,
un rictus de indolencia,
desdibuja leve sonrisa.

Rostro de melancólica belleza.

Helos allí.




Poco sabemos de ellos: que fueron jóvenes y hollaron
con sus pies esta tierra...
pero un día murieron. Y ya sus voces se encienden en la noche.
                                                                               CMR.
 




 En el cementerio Periférico de Managua,
la Patria ensortijada con fúnebres ramos
abría una vez más sus entrañas.

  
  Helos allí, aquellos efebos,
antaño multiplicados en mil reflejos bronce y oro
en serpentinas aguas del río Coco,
jugando el aire con sus ensortijadas melenas,
arrancando suspiros de sus amplios pectorales.

  
  Helos allí, ahora mutilados y exangües,
lastimosas ofrendas al dios de la guerra,
descender a las entrñás de la Patria,
inmensa la utópica pasión,
cercenó el fulgor de sus vidas.

  
  Helos allí, en olvidados cementerios,
bajo lápidas desteñidas de cristos cotos,
mientras los caciques de penacho rojinegro
en sus feudos se regodean llenos de gracia.


Otto Aguilar
Berkeley - 4/9/08

(Dibujos:  Soldado del batallón Ramon Raudales,
abajo: útimo dibujo a mi hermano Daniel Aguilar
del mismo batallón caído 1/Julio/1986 - Lápiz/papel -
 Nicaragua 1986)