Thursday, December 16, 2010

La carne que tienta con sus frescos racimos en el Vaticano.



  Miguel Angel Buonarroti gozaría con el show de acróbatas del vaticano, en los finales de la primera dècada del s. XXI; èl se deleitaría en la contemplación y en los deseos de acariciar sus cuerpos como acariciaba sus esculturas, como palpando "la carne que tienta con sus frescos racimos" y, magistralmente desde su andamio tomaría apuntes de las viriles anatomías y contorsiones, mientras aplica sus últimos toques (y toqueteadas) a los torsos, pectorales y vergas de sus desnudos del juicio final. Tambièn reiría malicioso al ver las caras de estupor de los cardenales y del papa mismo, sabiendo que muchos de ellos se estarían refocilando de gusto y, escondiendo bajo sus sotanas las concuspicentes erecciones y eyaculaciones.

Otto Aguilar
Berkeley, 12/16/2010

Tuesday, June 15, 2010

BU(R)LAS Y CELIBATOS ENSALIVADOS.


Aquellos monaguillos demasiados precoces, cayeron sobre el chavalo del bonete de cabeza de pescado, arrastrándolo hasta debajo de una gran mesa de la sacristía, y en la penumbra, escondidos por el largo mantel, desenfrenaron sus púberes libidos. A Farnesio, el del bonete cabeza de pescado más rigioso, le correspondió el primer turno de entregarse a los otros, y como le encantaba subirse las enaguas púrpuras, ni corto ni perezoso, encantado se las subió. Mientras el otro, León X, con los ojos en blanco y babeándose, se refocilaba en las posaderas de Farnesio, Bonifacio,  atragantándose de vino con boquitas de hostia, esperaba bobalicón y ansioso, apurando al otro para que le cediera su turno en aquel lujurioso sacro juego.

Despuès de tremendo desenfreno, despuès de que cabalgaron el uno al otro, turnándose hasta la saciedad, los tres quedaron exhaustos, jadeantes, sudados y hechos una solemne cochinada!; el atuendo de Farnesio ya era de color marrón con manchas blancas y cafè, y su mitra cabeza de pescado,todo abollado daba lástima!.

Los tres habían encontrado aquel juego tan delicioso, que le cogieron tal rigio, y juraron que seguirían jugándolo el resto de sus días con la fruición de la pubertad, cuando descubre el árbol del bien y del mal... a pesar de que en el catecismo les habían arengado de que sólo los buenos y castos se iban al cielo; pero Farnesio, León X y Bonifacio, preferían en lugar de irse al aburrido cielo de las abuelas, irse debajo de la mesa enmantelada y en penumbra de la sacristía, a refocilarse en la gloria de sus sacros juegos sexuales, mientras se bebían el vino consagrado con boquitas de ostias.

Ya adultos, habiendo practicado suficiente debajo de la mesa, este trío de vicarios en ciernes, jugarían a diáconos, a cardenales y a "papas" en el palacio de Pedro el pescador. Fue así que Farnesio, despuès de fornicario precoz, optó rigiosamente en su turno de "santísimo papa", por levantarle las enaguas a cuanta fèmina se le pusiese enfrente, en los corredores y alcobas del palacio de Pedro, donde se "paseaba como Pedro en su casa". Celoso de que otros se le fueran arriba en sus rigiosos desahogos, promulgó su edicto del "celibato-salibazo" que ordenaba que ningún varón de su grey, levantaría más enaguas a ninguna fèmina, despuès de èl. El edicto en lugar de refrenar la lujuria de su ganado, promovería las orgías más solapadas y por ello más lujuriosas de aquel sacro palacio, desatándose desde entonces en ese sagrado recinto y sus sucursales, un gusto y un culto por el sexo púber; tanto así, que uno de esos compinches cardenales, al ser eregido papa, inmediatamente nombraría cardenal a su amante de 13 años de edad, que había recogido en la calle.

Otros edictos, junto con otras millonarias y sagradas bu(r)las papales, les fueron inspiradas a estos eminencias, por el espíritu santo, que en forma de paloma blanca bajaba y se posaba en sus calvas testas, y ahí los cagaban, igual que las palomas de las plazas se cagan al posarse en las cabezas de los próceres o hèroes. Y así parece haber sucedido, con todos estos santos vicarios de Cristo: iluminados con la cuita que la paloma del espritu santo les cagaba en sus calvas testas. Esas bulas les fueron inspiradas según Jean Genet, cuando sentados en sus bacinicas de oro, sentían como esa materia caliente les bajaba por sus vísceras, inundando al evacuar con ese fètido acre olor de sus heces, la recámara pontificial, que ni el incienso más fino podía aplacar.

El otro León X, aprendió en sus malabares, a sacarle el real a cualquiera de los que asaban en la hoguera acusados de herejes, a cualquier mentecato que les besaba devotamente el anillo de la mano, o a cualquier beata rica, rica de cama y de jollas; incluso según cuenta uno de sus cardenales, que una vez en medio de tremenda borrachera, con vino consagrado y opíparas viandas de boccato di cardinale, ahogándose a carcajadas en su gula, le confesó que: "buen negocio les había resultado ese cuento del crucificado".

En cuanto a Bonifacio, como fuè tan bueno y tan santo!, como suelen ser los vicarios del palacio sagrado,  para su grey, dicen que el Dante para eternizarlo, le organizó tremenda recepción en el el octavo anillo del "Infierno"; ahí lo zampó patas arriba en un túnel, donde cada uno de esos papas al morir, iban refundiendo al que le antecedía.

Así acabaron todos estos Vicarios de cristo, refundièndose el uno al otro hasta en el mismo infierno del Dante!.

Wednesday, May 19, 2010

Retratos con pupilas insomnes..


"Oh sí, cantábamos todos
otra vez, que movimiento,
que revolución de soles
en el alma! Sonrieron
rostros de muertos amigos
saludándome a lo lejos
borrosos- pero què jóvenes,
que jóvenes sois los muertos!"

Jaime Gil de Biedma


Corría el año de 1986. En el mes de Julio yo realizaría unos retratos de combatientes del batallón Ramón Raudales, con los cuales montaría mi primera exposición, en la pequeña galería "El molejón" ubicada en el mercado Roberto Huembes, en Managua.

Esos días, en las montañas con el batallón, volví a vivir el aquelarre de las postas al filo de la media noche, la tensa espera de la emboscada con el frío mordiendo desde los tuètanos hasta la misma conciencia, conciencia que añoraba la seguridad y comodidad de la capital. Fueron amaneceres de èxtasis, donde un abrasador sol daba brochazos dorados-anaranjados sobre verdes oxidadas montañas, logrando por breves instantes trascender aquellos infiernos segovianos de la guerra, y entonces la vida pretendía lucir bella en todo su esplendor ante nuestras insomnes pupilas.


Quizás recorrí los mismos caminos, crucè los mismos ríos y parajes que mi hermano Daniel había recorrido con el mismo batallón donde èl combatiera como jefe de operaciones. Partí hacia las montañas algodonosas de Jinotega con el batallón, desde el hospital militar de Apanás donde èl había muerto a la edad de 24 años, hacía una semana.

Aprovechando los momentos de descanso o de postas de los soldados, ponía a un lado mi fusil y sacaba los lápices grafito, las tizas pastel y los papeles que cuidadosamente cargaba en mi mochila, cual reportero de guerra con su cámara fotográfica. El arabesco de línea fluida, las sombras y las luces apresuradas, esbozaban aquellos jóvenes rostros, no marcados todavía como yo, por la decepción en la utopía de aquel proceso revolucionario que se aferraba con dientes y garras. Entre las breves pausas mientras dibujaba, inevitables surgían los temas de conversación que afloraban entre soldados, en aquellos parajes abandonados de cualquier gracia divina:  - que cuantos hermanos eran en su familía... que quizá èl estaba vivo por las oraciones de la madre,  mostrándome a la vez, fotos de la madre o de la novia, que llevaban como amuletos contra las adversidades, o como estímulo para soportar los terribles soles en las cansadas y tensas caminatas, o para soportar las frías postas insomnes, y lo peor, para sobreivir del combate fatal con la contrarrevolución.

Cuando dejè el batallón, no sólo llevaba conmigo esos retratos de combatientes hechos a golpes de camino, entre veredas al acampar, o a la orilla del fogón, al amanecer, esperando el pocillo de cafè negro y apartando con la gorra los sayules. No sólo los retratos de estos jóvenes soldados llevaba, sino tambièn,  todas aquellas historias que me contaron, historias cargadas de coraje, de rabia, de nostalgia, y de la inevitable incertidumbre de regresar vivo a Managua, o en un ataúd, el cual se le pedía a la familia muchas veces no abrir. Tambièn llevaba conmigo de regreso, aquellas anècdotas de mi hermano en los azares del feroz combate, anècdotas que èl no compartiera con la familia, en sus pases libre a Managua, pues la modestia era parte de su carácter.

En Septiembre de ese mismo año, morían en Pantasma víctimas de una emboscada, el jefe del batallón junto con dos de sus guardaespaldas; uno de ellos era un soldado estiliano al cual yo había retratado. Y muy probablemente hubieron otros de esos soldados, que tambièn corrieron la misma suerte y a los cuales esbocè su posible último retrato.

Algo me hace pensar y ser un poco superticioso, ahora en el recuerdo de esa exposición ya lejana, y es que tambièn acuden a mi memoria los dos amigos pintores que me ayudaron a colgar estos retratos a la pared en aquel tramo del Huembes, convertido en pequeña galería: Oscar Rodriguez y Boanerges Cerrato, quienes al final brindaron conmigo con unas jícaras de helado tiste; amigos que tambièn hace ya algunos años han partido en ese viaje sin retorno.

Desempolvando estos recuerdos, reflexiono en lo frágil de nuestras vidas, y lo pasajero y fútil de nuestras utopías, que van devorando tantos fulgores!.







Otto Aguilar
 Berkeley -  5/19/10, 11:50 AM

Thursday, May 13, 2010

Atando cabos de funambulista.



Atando cabos de funambulista,
entre grito de niño recien parido
y estertor de hombre que muere,
lapso de hilvanado hastío
con pausas de breves crescendos que,
deshacen nudos y suscitan pregunta fatal
de ojos en blanco mirando hacia adentro,
tras la erizada piel hollada por sonámbulos,
como la tierra hollada por humanos.

Atando cabos
cuando giramos con el planeta,
como funambulistas temerosos de caer
de la cuerda floja levitando en espacios,
donde el ayer siempre habita
y el deja vu nos aguarda con sus repetidas poses,
hace nudo en la garganta y enturbia los vítreos ojos,
que reflejan aparente vida
cual espejo arrojando nuestra mutante imagen.

Atando cabos de funambulista,
entre paranoicas palabras,
cual bandadas de golondrinas al caer la tarde,
sobre texturas sarrosas de estridentes soles que,
han iluminado y quemado
milenarias y sonámbulas civilizaciones,
arrumbando sus majestuosos palacios.

Atando cabos
de equilibrista en la cuerda floja de mi vida,
hilvano los escasos crescendos al eterno hastío,
destilando en embudos de papel,
mis otros yo pululantes desconocidos,
entre mi grito de niño recien parido
y mi estertor de hombre que muere.

Atando cabos de funambulista...

Otto Aguilar
Imagen: Vacíos - Tiza pastel/papel - 22 x 17"

Thursday, May 6, 2010

"El poder es el mayor afrodisíaco". Lecciones para párvulos del socialismo del s. XXI. (2)



En 1983 el escritor Julio Cortázar escribía:

" Para la perspectiva europea, Nicaragua es casi siempre una fuente de sorpresas. Todo el mundo sabe que el país está en guerra, una guerra no declarada pero que cobra una dosis diaria de muerte en el doble frente de las fronteras con Honduras y con Costa Rica; la guerra del norte, en la que los exguardias somocistas (5,000 hombres según algunos) intentan una penetración progresiva con el desembozado apoyo del ejèrcito hondureño, y la del sur, en la que Edèn Pastora chapotea entre idas y venidas despuès de bendecir el empujón de dólares que gentilmente le han ofrecido los Estados Unidos". (Julio Cortazar: "Papeles inesperados" -Alfaguara)

Probablemente si examinamos acuciosa y autocríticamente nuestro pasado, cada quien de una manera u otra ha estado a escasos segundos, en momentos de deseperación o de euforia megalomaníaca, de vender el ama al diablo, como le pasó a Edèn Pastora cuando en Nicaragua lideró la contrarrevolución en la frontera sur. Tentación a la que èl sucumbió, ya que a su rol de líder en la iniciada revolución sandinista, no le rindieron los correspondientes laureles, (perdón quiero decir los correspondientes dólares) que según èl, ameritaba por su heróica gesta en la lucha contra la dictadura somocista. Era el inicio de la "piñata" de párvulos a inicios de los años 80's. En el escalafón de la jerarquía política de la recien estrenada revolución sandinista, ya se había conformado la èlite que se aferraría con uñas y dientes al poder; a ese poder que compraría y prostituiría a muchos. El poder  según Winston Churchil es afrodisíaco, y así lo anota Jorge Volpi en: "Managua, enero 2007" en el libro "El insomnio de Bolivar".  En otras palabras el poder te excita y te puede convertir en "violador" de cualquier derecho, de cualquier constitución y por què no, si el fin justifica los medios?, ese poder afrodisíaco que te hace violador hasta de tus compañeros de lucha, hasta de tus seres queridos, de tus amigos y por que no violador hasta de tu hijastra?.

En el año 1983 fuí asignado con el batallón de reserva 50-10 a las brumosas montañas de Macaralí de la ciudad de Jalapa, al norte de Nicaragua; en ese mismo año muchos reservistas cuando todavía no existía el servicio militar patriótico-obligatorio SMP, enfrentamos el ataque feroz de las llamadas "fuerzas de tareas" de la contrarrevolución en la frontera con Honduras. En mayo pudimos escuchar por la radio el llamado desde la frontera sur, de esta mansa alma de Edèn Pastora, (amansada paloma de la paz, ahora por unos cuantos dólares más) a la toma de pueblos y caseríos en la celebraciones del primero de Mayo. En esa semana la contrarrevolución emboscó nuestro puesto de mando, causando varias bajas en soldados que permanecían allí, algunos convalescientes. Luego nos trenzaríamos en mortal combate en una colina, combate donde perderíamos a otros compañeros más; esa loma ardería toda la noche y al día siguiente nos tocaría recoger los cadáveres de nuestros jóvenes compañeros quemados.

¿Se puede vender el alma al diablo dos veces, sin que el remordimiento aflore, por las víctimas que acumulamos en el afán de conseguir nuestros objetivos?, que diría ahora Cortazar de la nueva posición privilegiada de esta alma de Pastora (y otras más que por allí pululan) vendida por segunda vez al mejor postor, perdón quiero decir a sus viejos compañeros y luego enemigos de lucha en el actual gobierno de Nicaragua?; quizás sería mejor preguntarles a las almas de las víctimas de ambos lados, que quedaron enterradas en las colinas en los cruentos combates en la frontera sur, cuando aquel Edèn negociaba con su primer Mefistófeles, que a decir de Cortazar le había bendecido gentilmente con un empujón de dólares.

La histora de la humanidad va mostrando un calidoscopio de seres despreciables como el Fausto de Goethe, que en su cobardía una vez satisfechas sus mezquinas ambiciones dejan a sus víctimas en manos de los verdugos. La historia ha clonado muchas veces a Nerón, quien mandó a matar a su propio tutor el noble filósofo Sèneca, cuando èste le criticó su tiranía para con el pueblo. Tambièn la historia ha clonado muchas doncellas Juanas de Arco, quien despuès de defender a Francia contra las hordas inglesas, fue quemada viva en la hoguera por ese otro poder religioso, que hoy junto a su papa se cae a pedazos en unos de los mayores escándalos de corrupción pedófila de la iglesia católica, la cual en su afrodisíaco poder abusó de miles de inocentes, callándose por mucho tiempo, confirmando así lo que decia Churchil del poder.

Stalín mandó a matar a los tres restantes miembros de su politburó, incluso los que huyeron de èl como a Trotsky en Mexico, y ya no digamos a los miles de compañeros de lucha o disidentes. Tambièn en Nicaragua hay una lista de este tipo de asesinatos a figuras políticas que incluso fueron parte de esa violada revolución en sus años de adolescencia.

Tristemente la historia sigue y seguirá clonando como juego mefistofèlico, en el carnaval del afrodisíaco poder, a más seres de esta calaña, vendedores, especuladores de almas al mejor postor. La política y la religión, han estado mano a mano en esto, es que el mesianismo religioso y político van de la mano y son parte del afrodisíaco poder que todo lo viola, que todo lo prostituye tarde o temprano.

Otto Aguilar 5/6/2010 - Foto: San Francisco, Civic Center.

Tuesday, May 4, 2010

Lecciones del socialismo para el s. XXI.


  Recuerdan las primeras escuelitas a las que asistimos temerosos como gallinas compradas?, allaaaá a mediados de los años 60's?,  bueno quizás algunos tuvieron más suerte que otros.  Recuerdo que en esas escuelitas buscaba el último rincón para pasar invisible entre tanto cahavalo jodedor de esos nacidos para tirar la piedra y esconder la mano, o para matar e ir al entierro de su víctima. Pero a pesar de querer ser el chavalo invisible de la clase, esto no me libró de las bromas o malicia del resto de la manada ni de las garroteadas en las piernas o en las manos que nos asestaba el profesor llamado el Zorro, o de los coyundazos de la maestrita niña Rosita; y es que en realidad nos tocó desgraciadamente aprender con la pedagogía cruel de que "la letra con sangre entra".

  Han pasado los años y esas lecciones grabadas con sangre me hacen recordar, que hay otras crueles lecciones que los que fuimos jóvenes a finales de los 70's y a mediados de los 80's en Nicaragua, aprendimos tambièn con sangre. Esas lecciones, esos sacrificios que luego vuelven una y otra vez a repetirse en un cansado retorno, como un eterno juego donde siempre el arribista, el pragmático,  buscará como subir pisando a los demás, no se las deseo a ningún joven de la Nicaragua del siglo XXI, ni de cualquier país. Pero desgraciadamente al final, una vez agotados los medios de la lucha cívica, como decía Sabato, quizás la violencia sea la única forma que conocemos para lograr cambiar a un gobierno corrupto.

  Como dice el refrán: nadie aprende en pellejo ajeno. Quizá el haber accedido a esas heterodoxas lecturas, a esos escritores como Sabato, desengañados de toda utopía, nos hubiesen evitado a muchos nicaragüenses el haber sido tan  románticos e ingenuos y, haber sido más desconfiados de líderes mesiánicos; desconfiados de todo lo que al final pasmados pudimos comprobar en la corrupción de los dirigentes de ese entonces y ahora.

  He aquí algunas notas de escritores, que de alguna forma u otra aprendieron estas crueles lecciones hace muchas dècadas, con lágrimas y decepción despuès de haber sido solidarios, con la revolución rusa, cubana o la nicaragüense:

1- JULIO CORTAZAR: ( "Diálogos en Managua" - 1986, del libro "Papeles inesperados", Alfaguara  - 2009):
  "El creador es un continuo toque de alarma, y su dura pero siempre maravillosa tarea se resume ejemplarmente en la frase que Platón o Jenofonte le hacen decir a Sócrates: "los dioses me pusieron sobre vuestra ciudad como un tábano sobre un noble caballo, para picarlo y tenerlo despierto" ...  el verdadero creador es aquel que arroja la piedra al agua apenas siente que la superficie se estanca; favorecedor de los desórdenes fecundos toda vez que la rutina o la burocracia intelectual amenazan hieratizar la palabra y los actos del individuo y de la colectividad."  (pag. 256)

"En este terreno del siempre debatido "compromiso" de los intelectuales, yo me siento más bien incómodo porque se que voy a acabar echando un balde de agua fría sobre algunas cabezas demasiado calientes. Cuando me hablan del famoso compromiso, pienso en el humorista que dijo memorablemente: "Comprometidos, comprometidos... harían mejor en casarse". Parece mentira que a esta altura de las cosas se sigan haciendo gárgaras con tanta vehemente invocación a la entrega del intelectual a la causa política, o sea ( en tèrminos de gárgara) que primero es la causa y despuès -sí, así lo piensan muchos, aunque no hablen explicitamente de prioridades -, desde la escritura, despuès la experimentación, despuès la novela o el cuento o el poema. Uf. ( pag. 341, Diálogos en Managua)...

"Mi balde de agua fría consiste una vez más en decir que el compromiso del escritor es esencialmente el de la literatura, y que èsta sólo incide de veras en un proceso liberador cuando a su vez funciona como revolución literaria, entiendo por estas cosas tales como la experimentación, invención, destrucción de ídolos, actos zen de la escritura que sacudan al lector y lo den vuelta como un guante, todo ello sin perjuicio de que el escritor incursione poco o mucho en la temática específicamente ideológica y política de la causa."


2 - ERNESTO SABATO - del libro "Medio siglo con Ernesto Sabato" por Julia Constela:

  "Muchos sostienen sobre todo en Amèrica Latina, que no puede echarse abajo una estructura podrida y poderosa sin la violencia. El caso de Nicaragua, por ejemplo...
- Sí, lamentablemente la historia exige la violencia en muchas ocasiones, cuando ya no queda otra esperanza, como fuè el caso de Nicaragua. Allí durante algo como medio siglo, se mantuvo la más infame, la más sangrienta, la más abominable de las dictaduras, mediante sangre, cárcel y tortura. Por eso los que en el mundo ansiamos justicia y libertad seguimos con ansiedad la lucha del pueblo nicaragüense y celebramos la caída de la tiranía. Pero apenas producida, declarè a un diario centroamericano que el nuevo gobierno debía permitir partidos opositores, aunque fuese uno del tamaño de un dedo; y diarios que libremente ejercieran la crítica, aunque sea de una página; y jueces independientes, que sean capaces de enjuiciar a los culpables de cualquier delito, aunque sean funcionarios del gobierno, y sobre todo si lo son.
  De otro modo dije: - una hermosa revolución terminará siendo la antesala de una nueva tiranía, como muchas otras que comenzaron por fines justos. Desgraciadamente no hay un sólo caso en la historia de nuestro tiempo que no haya terminado así".

3 - "INADAPTADOS E INADAPATABLES A UNA LECTURA UNICOLOR DE LA REALIDAD..." Notas del libro de Juan Goytisolo: En los reinos de taifa. Edit. Seix barral Biblioteca Breve.

  Para alguien que conocía bien Cuba y contaba con numerosos amigos entre sus escritores e intelectuales, la perspectiva era muy otra. Durante mi estancia en la Habana pude conversar extensamente con Franqui Padilla y otros compañeros que no cito porque residen todavía en el país, por ellos me enterè de los problemas y obstáculos con que tropezaban, de la omnipresencia policial, de los estragos de la autocensura. En el hotel igualmente recibí visita de Virgilio Piñera, su deterioro físico, el estado de angustia y pánico en el que vivía se advertían a simple vista. Receloso, como un hombre acosado, quiso que salièramos al jardín para conversar libremente. me contó con detalles la persecución que sufrían los homosexuales, las denuncias y redadas que eran objeto, la existencia de los campos de la UMAP. Pese a sus repetidas y conmovedoras pruebas de apego a la revolución, Virgilio vivía en un temor constante a la delación y el chantaje; su voz era trèmula y aun recorriendo los bellos y bien cuidados arriates del hotel, se expresaba mediante susurros. Cuando nos despedimos, la impresión de soledad y miseria moral que emanaba de su persona me resultó insoportable.

  Mis sentimientos y opiniones acerca de la revolución cubana se habían modificado sensiblemente durante aquel rápido y agotador viaje. El proyecto de sociedad más justa e igualitaria, pero democrática y libre preconizado en sus orígenes por el 26 de Julio había sido reemplazado con un esquema que conocía muy bièn desde mis viajes a los países del bloque soviètico: "ese socialismo real" en el que, como dijo en una ocasión el lider estudiantil berlinès Rudi Dutschke,: "todo es real excepto el socialismo". Desde entonces, mi sosten exterior a aquella carecía de convicción y entusiasmo. Con la partida discreta de Franqui poco antes del discurso de Castro en el teatro Chaplin de agosto de 1968, mi esperanza un tanto vaga en una modificación de la línea caudillista y sectaria disminuyó todavía: en un lapso de dos o tres años, Cuba había dejado de ser para mí un modelo. (pags. 167-168)
  Apenas el Che y Seguera aparecen, antes de saludaros y acomodarse en el sofá, aquèl repetirá su ademán de coger el libro, y al punto, el ejemplar del desdichado Virgilio volará por los aires al otro extremo del salón, simultáneamente a la pregunta perentoria, ofuscada dirigida a los reunidos:
- quien coño lee aquí a ese maricón?
  Presentiste entonces lo que ocurriría, lo que iba a acurrir, lo que estaba ocurriendo a tus hermanos de vicio nefando, de vilipendiado crimine pessimo y, junto a ellos, a santeros, poetas, ñáñigos, lumpens, ociosos y buscavidas, inadaptados e inadapatables a una lectura unicolor de la realidad, a la luz disciplinada, implacable glacial de la ideología? (pag. 175)


4 -  LA HIPOCRESIA DEL PURITANISMO Y OTROS ENSAYOS . - Emma Goldman.    


  "Y sin embargo poseía Lenin una grandeza, que nadie podrá disputarle, poseía la grandeza del jesuitismo, la voluntad de seguir su camino con astucia y despreocupación de los medios y un menosprecio extremo hacia los asombrosos sacrificios que ofrendaba a su divinidad. En este sentido, los Torquemadas de todos los tiempos han sido grandes. De algunos se sabe que estallaban en sollozos al mandar a sus víctimas a la cámara de tortura o a la muerte. Tal vez sollozó también Lenin por el tributo que debía pagar por sus tentaciones. Felizmente tales lágrimas eran el factor paralizador del espíritu de la humanidad y destructor de todo intento de una nueva forma de vida. Los Torquemadas han sido siempre las fuerzas más reaccionarias y contrarrevolucionarias de la historia humana. Y Lenin era un reaccionario. Todos sus hechos políticos desde 1917 son una demostración viviente de sus aspiraciones contrarrevolucionarias. Contrarrevolucionarias en el sentido que han contribuido con todos los medios al fracaso de la revolución..."  http://www.antorcha.net/biblioteca_virtual/politica/hipocresia/13.html

 Otto Aguilar - Berkeley - 5/10/2010
 
Foto del lado izquierdo: En Mina Rosita en la Cruzada nacional de alfabetización, el brigadista sentado en primer plano muere en combate en 1983. En el lado  derecho: autorretarto - acuarela hecho en Moscú en 1985.

Monday, April 12, 2010

Exodos de aquí y de más allá.



 "Nicaragua es el culo del mundo... Dejada de la mano  de Dios la mantiene ardiendo el Diablo en su forja.  A veces la tierra se sacude tratando de quitarse a los nicaragüenses de encima, pero no, se aferran como hormiguitas  sobre un mapa mundi. Allá lo estable no es la tierra, son las tiranías: los Somozas, los Sandinistas, que se eternizan"   
(El Mensajero - Fernando Vallejo)

  -Mirá como voló el tiempo!. Hace cuánto ya que estuvimos juntos, bajo el mismo cielo y en aquel calor abrasante de Managua?, allá en unas de esas cantinas del malecón a la orilla del lago con aquella música estridente de la roconola metièndose y salièndosenos hasta por los poros, como el sudor que nos rempapaba la ropa!.

  -Hombre, si parece que fue ayer!, recuerdo como contemplábamos embobados el sol del ocaso, derritièndose hasta desaparecer bajo nuestro gris lago, donde nuestros recuerdos y nuestra mierda subyacen...

  -Ya comenzas con tus...

  -Con mis què?, vas a negar ahora cuánto excremento le hemos hecho tragar al lago!, cuánto escombro le hemos zampado de las dos veces terremoteada Managua!.

-Dejèmoslo allí, pues yo sólo quisiera recordar aquellos buenos tiempos cuando viví en ese paisíto...

  -Sí!, y bien que te quejabas de todo allá, o te olvidaste de lo que decías?, cuando en ese paisito, el misericordioso Dios de tu abuela nos apretaba el gaznate con terremotos, dictadores y guerras?, y cuando estaba a punto de terminar con nosotros enviándonos "las siete plagas de Egipto", nos dejaba libres y, allí comenzábamos de nuevo como el ave fènix!; y a pesar de todo eso, vos seguías rezándole y yo maldicièndole por tratarnos tan mal!. La verdad es que estábamos abandonados de toda gracia divina en aquel terruño, donde por gracia o desgracia nos tocó nacer.

  -Sí, claro que me acuerdo!, y al final nos dimos por vencidos y empacamos los recuerdos en el alambique de nuestros triperos cerebrales, y nos fuimos al país del norte, aún odiándolo pues hacía y deshacía donde le roncaba!.

  - Ya ves ahora como seguimos los dos, entre todas estas almas en "èxodos permanentes de aquí y de más allá". De èxodo en èxodo se nos fuè la vida y ahora la muerte se nos va tambièn. Exodos del paisíto al paisote, èxodos de la carne al espíritu, todo fue èxodo y nosotros creyèndonos eternos en cada goce terrenal!; la rezadera no te servió para nada, pues nunca ajustaste para las carísimas "bulas" y eso que vivías dando tanto diezmo a la iglesia, y no porque en realidad sintieras tanto amor cristiano por prójimo alguno, sino por el horror al tal fuego eterno que aquel pedófilo con sotana y cara de mártir te metió!...

  -Que bula y que ocho cuarto!, burla es lo que fuè todo!...mirá en que terminamos!, sólo somos almas de reciclaje y el tal Dios nunca se apareció por ningún lado!. Ya hemos podido ver con horror a los Papas y cardenales de esa "nuestra santa iglesia", zampados pataleando y enterrados patas arribas, en unos de los recovecos de nuestro eterno vagabundeo.

  -Cállense pendejas y aligèrense si no quieren quedar perdidas en el vacío de la eternidad- nos grita una de las almas de un grupo con el que nos encontramos y, a la vez  nos empujaba para que les siguièsemos en la larga fila de almas en la cual ella iba. -Olvídense ya de quienes fueron!, pues ya no lo son! - nos gritaba la endemoniada alma.

  Alrededor de nosotros ya se habían congregado otras almas, y la que nos había empujado sarcásticamente,  con gran vocerrón aguardientoso decía: - Estas pendejas creen que son diferentes a nosotras!.

  Humilladas nos apartamos del montón de almas, que en èxodos se dirigían ya raudas sin destino alguno. Ahora engrosábamos otra fila de almas que avanzaban en silencio, las cuales nos habían obligado de nuevo a callar y seguirles para no quedar perdidas y solas, en nuestro eterno èxodo.

  Mientras allá abajo, un torrencial aguacero caía sobre Managua, borrando la línea del horizonte entre el lago y el cielo. En las cantinas del malecón se escuchaba música a todo volumen, metièndose y salièndoseles hasta por los poros a los parroquianos, a quienes ráfagas de viento con olor a tierra mojada y a pestilente cloaca, súbitamente dejaban en la èbria memoria, recuerdos de rostros familiares, de seres queridos ya idos en èxodos de aquí y de más allá.

 Otto Aguilar - Berkeley 12 de Abril de 2010

Pintura: "Desvanecencias en el malecón" - pintura acrílica sobre tela - 30 x 36"
Otto Aguilar - Berkeley 2009)

Saturday, March 27, 2010

Lo que no me dijeron en el catecismo.


Lo que no me dijeron en el catecismo:

... no me dijeron que la iglesia católica, (mezcla de ritos y creencias egipcias, judías y de otras sectas paganas y babilónicas) había nacido como religión oficial del imperio romano, por decreto del emperador Constantino, enemigo acèrrimo de los cristianos; esto con el objetivo de unificar al Imperio romano, (de allí lo de "romana"). Tampoco se me dijo que el concilio de Nicea precedido por este emperador, definió los preceptos, las escrituras y evangelios que debían regir a todos los cristianos; en otras palabras los evangelios rechazados, o sea los gnósticos los cuales profesaban las ideas de Jesús, pasaban peligrosamente a ser considerados herejes y sus seguidores objetos de persecución y muerte, antecediendo así a todos los crímenes de la Inquisición...

... no me dijeron que el papa Pablo III, (Farnesio), alias el papa "enaguas", asesinó a su madre, y a dos hermanas con quien tuvo relaciones sexuales, y que tambièn había sido uno de los grandes proxenetas de Roma, lo cual le reportó inmensas ganancias... tampoco me dijeron que había creado la Inquisición, organismo que torturó y asesinó a todo aquel que no siguiese su autoridad acusándolos de herejes. Y que tambièn había impuesto el celibato; el celibato! una de las causas de tanto pedofília en la iglesia católica...

...tampoco me contaron de los papas Borgias, asesinos envenenadores y promiscuos que acumularon gran fortuna tambièn en el negocio de la casa de san Pedro...

... no me dijeron que el papa Leon X, habia dicho: "... que buen negocio les había resultado este mito de Jesús..."

... no me dijeron que el santo Domingo de Guzman, santo patrono de los managuas, fue un fraile de los dominicos (llamados los perros de cristo, por su "loable" labor de torturadores de la Inquisición) ascendido por ello a primer inquisidor en la America hispana,(la santa Inquisición que torturó y asesino a tantos)...

... no me dijeron que la santa Inquisición española, torturó y asesinó a tanto indio en el nuevo continente; algunos por vestir atuendos de mujer quizá por ser chamanes, fueron dados a comer a los perros salvajes...

... y despuès del catecismo ya un poco yo mayor, nadie me dijo que el papa Pablo II, sabía del asesinato por envenenamiento en el mismo Vaticano de su antecesor Pablo I, al intentar este último, combatir la corrupción del Vaticano y del banco Ambrosiano (banco del Vaticano) en negocios con la mafia italiana y americana. Para evitar el escándalo y tambièn para salvar su mismo pellejo!, Juan Pablo no hizo nada ni cambió nada de lo que le costó la vida a su antecesor Pablo I, y así como afirmaba Shiller : "...el papado se mantiene en pie gracias a una persitente negación de la verdad..."

... esto y tantos crímenes más de la religión católica y sus mercaderes instalados en el Vaticano, nunca me dijeron en el catecismo...

Saturday, March 6, 2010

¡y no saber.... ni de donde venimos...!


"Let us, create a Primitive Worker, who shall be
capable of doing the work..."
ENKI (from the sumerians)

"Let us make Man in our image and after our likeness"
ELOHIM (from the bible)

"It has served us well, this myth of Christ"
POPE LEON X


La aplicación de tecnologías modernas en la acuciosa y detestivesca investigación de obras pictóricas de grandes maestros del arte, han hecho posible identificar a sus verdaderos creadores. Por eso, hoy en los museos, despuès de siglos de falsas autorías, sus creadores resucitan reivindicados a la par de sus creaciones. No deja de asombrar, como es posible tal confusión en un lapso de hace cuatro o tres siglos!, un período de tiempo corto si lo comparamos al inicio de la historia de la civilizacion, cuyo último record de aproximadamente 6,000 años es el dejado por los sumerios en las tablas cuneiformes, descifradas a duras penas en un pequeño porcentaje, de las que se han logrado rescatar. Y lo que cuentan esas tablas, arroja demasida luz sobre el inicio de la humanidad y los creadores de la misma; demasiada luz que enceguece ante tanta miopia, ante tanto engaño que toda autoridad encajada en el poder ya sea politico o religioso, a impuesto por siglos y siglos hasta el presente.

Acusiosas investigaciones, han venido oponièndose a los cánones oficiales arqueológicos y contra toda manipulación de la verdad, dichas investigaciones han puesto el dedo en la llaga, digo en "el eslabón perdido" de la evolución del homo sapiens, en cuanto al delicado tema de la creación del ser humano, identificando a nuestros "verdaderos creadores", fantástico, no!. Las piezas perdidas del rompecabezas de nuestros orígenes, salen a luz a pesar del esfuerzo de la oficialidad por negarlas o hacerlas desaparecer a toda costa.

Los últimos hallazgos arquelógicos como sacados de ciencia ficción y la prueba del carbono aplicada a ellos, hacen tambalear, ridiculizando los cálculos oficialistas de los años de antiguedad o de aparición del ser humano en la tierra. Hoy, la exploración astronómica nos revela nuevas estrellas, nuevas galaxias, y nuevos planetas como el planeta X, de mayores dimensiones que las de nuestro planeta pero con posibles similares características, lo curioso del caso es que este planeta recientemente descubierto, ya aparecía enumerado como el planeta 12 en los sellos cilíndricos de los sumerios!, y no sólo eso, sino que tambièn sus tabalillas en barro, cuentan de como ese planeta en un lapso de 3,600 años entraba en nuestra galaxia. A la vez se cuenta que de ese planeta Nibiru, o sea el planeta del "cruzamiento" vinieron sus dioses Anunaki, o "los que del cielo bajaron", que es decir nuestros creadores extraterrestres!. Fueron estos seres, según las tablillas, los que geneticamente manipularon a nuestros antecesores primitivos, surgiendo un brusco salto a una civilización tan avanzada, creadores de la primera forma de escritura, de la implemetación de las matemáticas, de las leyes, y demás ciencias. Fuè esta colonización interplanetaria, el precedente de la futuras expediciones colonizadoras en el planeta, del viejo al nuevo mundo?

Así mismo los textos antiguos resucitan de su pasada vida, para revelarnos verdades que aún hoy como en sus días de origen suenan herejes, peligrosos e inaceptables y sólo unos cuantos locos, bueno ahora más locos que entonces dado que no existe ya la Inquisición, aceptan dichas verdades. Textos que a pesar de los miles de años que permanecieron ocultos enterrados en cuevas, como los Rollos del mar muerto, y la biblioteca de Nag Hammadi en Egipto, hoy ponen al descubierto denuevo la gran mentira de los siglos, la mentira de la iglesia oficialista La católica, entronada en el palacio-ciudadela del Vaticano.

Es una constante que el oficialismo tanto en la política como en la religión, imponga siempre su "verdad" por medio de la represión y el acoso; de esta manera el que se le oponga figurará como un loco peligroso, un subversivo al cual hay que callar o desaparcer. Por eso los evangèlios apócrifos de la Magdalena convertida en puta y luego en santa por órdenes expresas del vaticano, evidencian desde un inicio el misoginismo representado en el celo de Pedro y su iglesia hacia la Magdalena o sea hacia la mujer y la mistificación que de el hombre, que del nazareno, del zelote revolucionario Jesús, hizo ese oficialismo cristiano.

Ese oficialismo de la iglesia católica apostólica romana, que nace entronadamente púrpura bajo la sombra del imperio romano, quien fuera una vez su mortal enemigo y al cual se alía oportunistamente, traicionando los postulados de los primeros cristianos gnósticos, no es más que un collage de ritos y mitos usurpados de distintas religiones o sectas. Religiones tales como la judía, a la cual estigmatizó desembocando con el correr de los siglos en el horroroso holocausto. En ese collage de mitos tambièn figura entre otras, la religión egipcia con la deidad Horus, cuya historia es demasiado parecida a la de Cristo. Y que pensar de otras deidades a las cuales descaradamente y sin disimulo robaron sus historias?, deidades entre otras, como:
Krishna que fue deidad hindú, nacido de la virgen Devaki en 1,200 BC o
Mitrha quien naciera de una virgen en un establo el 25 de diciembre unos 600 años BC y de quien su resurección era celebrada en la Pascua!.

Tambièn el recièn aparecido testamento de Judas, nos trae otra extraña historia; tan extraña como controversial e inaceptable para el común de los cristianos. Historia que narra entre muchas, una anècdota curiosa en la cual Jesús les hace ver irónicamente a los apósteles que oraban, siguiendo la tradición al dios de los judios, que a quienes ellos oraban no era al dios que les había creado!. Dejando entre ver así, la existencia de otro u otro creadores de diferentes categorías a los que los judios adoraban y del posible y diferente origen divino de la historia oficialmente contada de Jesús. Comparando esto con lo que dicen los sumerios en las tablillas cuneiformes de más de 5,000 años de antiguedad (tablillas recientemente saqueadas o destruidas algunas por la guerra de Irak ), donde se narra como "los que del cielo bajaron a la tierra" o sea Los Anunaki, crearon o intervinieron en el desarrollo evolutivo del homosapiens; en otras palabras "manipulacion genètica"!, por seres evolucionados de otros mundos?, los cuales fueron considerados como dioses por nuestros primeros ancestros. Acaso nuestros indios en un momento dado de la conquista, no creyeron tambièn dioses a los españoles montados en sus briosos caballos!.

En el controversial testamento, Judas el "traidor", figura como el discípulo que a igual que a María Magadlena, Jesús otorgó grandes y crípticos conocimientos, concedièndoles así una privilegiada confianza entre el resto de discípulos. Curiosamente Judas, debía traicionar para liberar el espíritu o divinidad encerrado en el cuerpo de Jesús, según narra este antiguo y extraño documento que fue escondido por los primeros cristianos gnósticos, al ser considerado por el obispo Irineo y luego por el imperio romano, como herèticos. No se imaginaría nunca el tal San Irineo, que al correr de los siglos dicho textos, asi como otros condenados y relegados al olvido aparecerían y serían dados a conocer por instituciones autorizadas tales como La National Geographic entre otras.

En estos tiempos de descubrimientos y de verdades científicas, que hacen tambalear los dogmas impuestos a punta de la espada, la tortura y la hoguera, quizás el poeta Ruben Darío refugiado en su alma masónica enamorada de lo arcano, le hubiese dado un cariz menos fatalista a sus versos:
¡y no saber adónde vamos,
ni de dónde venimos...!

Otto Aguilar 2009-2010

Bibliografía:
1- "History Begins - SUMER" by Samuel Noah Kramer
2-" The 12th planet" by Zecharia Sitchin
3- "The cosmic code" by Zecharia Sitchin
4- "María Magdalena, la diosa prohibida del cristianismo" por Lynn Picknett
5- "El evangelio de María", la tradición secreta de María Magdalena, la compañera de jesús. Por Marvin Meyer con Esther A. de Boer.

Wednesday, March 3, 2010

El reloj va cerrando su círculo.


Disecando cada segundo
con agujas de taxidermista,
va cerrando su círculo,
el viejo reloj en la pared.

Mientras en roperos
olorosos a naftalina,
languidece el corsé,
junto a fotos color sepia
en cajas de puros habanos.

Sobre el tejado
un eco de antaño voces,
lleva la lluvia,
al compás del ding-dong
del viejo reloj.

Discretos aposentos
guardan viejos sollozos,
y en medio de la noche,
la abuela susurra al nieto:
- oye, los pasos de tu abuelo!

El grillo cede su cri-cri
al gorjeo de palomas en el tejado,
despertando al nuevo día,
y la vida exhala sus olores.

Desde su retrato en la pared,
la mirada azul del bisabuelo
sigue a todo aquel que va y viene,
dejando ecos de aquí y de más allá.

Disecando cada segundo
con agujas de taxidermista,
va cerrando su circulo
el viejo reloj en la pared.

Otto Aguilar
Berkeley, 3/3/2010

Sunday, February 21, 2010

Chepito Cuadra, amantísimo poeta a sus 96 años.



José (Chepito) Cuadra Vega por Álvaro Urtecho

José Cuadra Vega (1914), Josecito para sus amigos y admiradores y todos sus colegas del Parnaso que lo quieren y lo exaltan y han gozado toda la vida de los decires y rituales de su originalísima personalidad que lo caracterizan, no sólo como un punto de referencia de la vieja y auténtica Managua, sino como el gran poeta de la vida doméstica y conyugal, el mayor cantor de lo hogareño específico como el eje central de su inspiración: su Julia, su Doña Julia, la musa de sus cantos inspirados, en cuyas notas vibran, no sólo el aliento cotidiano de su enjardinada y enverjada casita de la Colonia Centroamérica, grupo L-835, sino la cuerda inconfundible de un acento religioso propio, fresco, directo, familiar, conversacional, popular: y una divinidad, un Dios, un Jesús carnal, amigable, festivo y una Virgen Pájara María gozosa pero humanizada, que entra en los oscuros antros donde Mammón guarda el oro que envilece al hombre; que entra en las oficinas públicas, sin vírgines pájaras marías y sin cristos carpinteros, nazarenos; que entra en los lupanares a rescatar a sus pobres pajaritas putas de alas rotas, putillas de mala–muerte, sentadas en las duras bancas de los lupanares a la espera de algo, de alguien, “del que paga, Oh, Sor Juana, por pecar”.La tendencia de toda la poesía en general de Cuadra Vega es, en síntesis, una poesía alucinada, llena de humor y amor, pero de un amor que trasciende desde aquí, desde la tierra, hasta llegar a Dios, lleno de gracias.Nuevo Amanecer


LOS DOS ANCIANOS.

A todos los ancianos del Universo
Mundo, incluyendo desde luego,
a Don Josè y a su Doña Julia

Los ancianos están, ambos los dos,
sentados a la puerta de su casa en el quehacer
cotidiano de su saludar
a los vecinos y a las vecinas
y hacerles preguntas de rutina,
tales como:
que tal usted de su reuma, Don Francisco?
O, tal vez:
Le salió por fin la fiebre, Doña Esther?
Tenga usted buen cuidado.
Puede ser algo malo.

Lo mismo para los dos ancianos es el día
que vivieron ayer,
que el día sin alegría que están viviendo hoy,
e igual será de triste
el monótono día que vivirán mañana.

Tristes están con la mayor tisteza
los dos ancianos tristes,
tristes de soledad y ausencia cuando
sentados a la mesa al tiempo
del frugal desayuno, untan de miel el pan
para endulzar sus tristes, agridulces vidas y
se miran de reojo, a hurtadillas,
recordando los días
en que esa misma mesa se llenaba
con los gritos y voces de los hijos,
todos ausentes ya,
ya todos idos,
pues se fueron todos, jubilosos,
Oh Juventud ardiente!
a entibiar sus propios nidos.

A la tarde,
los ancianos se salen al balcón
de su casa en la
Colonia Centroamèrica, en Managua,
mirando naufragar al sol que se hunde y
pensando que igualmente a ellos tambièn
se les apaga ya la vida, ineluctablemente,
lo mismo que a este viejo sol cansado
de reluciente, requemado bronce
que en el poniente, lentamente muere.





SALA DE CARDIOLOGIA.
A los doctores Pedro J. Quintanilla
y Carlos Siles Levy

Seis camas. Sábanas nítidas. Penumbra.
Luces mortecinas, crepusculares.
Silencio.
Se pagaría aquí a precio de oro,
el pertinaz zumbido de una mosca
o el acribillante fastidioso de un Aedes.

Tan espeso es el silencio
que llega casi-casi,
a ser audible.
Enfermeras angèlicas de rutilante blanco,
silenciosas, pasan, sin
dejar oir los pasos
de sus sandalias de acolchonada espuma.
Se creería, de cierto, que levitan.

Se oye una voz, de pronto, en el silencio.
Es una voz sin voz de angustia, del paciente
de una cama vecina.
Acude una enfermera, presurosa.
Oxígeno.
Diligencias, Masajes pectorales afanosos.
Todo inútil.
Cesa de pronto la acesante voz y la
entrecortada respiración de angustia.
Todo es silencio.
Nada.

Pasa despuès frente a mi cama,
silenciosa,
una camilla en la que nada,
nada tampoco, nada se mueve.
Quien va en ella, va
con los labios cerrados.
Con los labios sellados,
labios que no
volverán definitivamente,
a pronunciar jamás
la eternamente dulce y exultante,
primaveral y mágica palabra: 
AMOR.

Hospital de Cardiología, Mèxico,
San Josè, Costa Rica.

Texto tomado de:Josè Cuadra Vega Antologia-Poemas para doña Julia y otros poemas, Hispamer, 2005.

Thursday, February 4, 2010

Los socias de Blanqui.



- Acusado, levántese. ¿Como se llama usted?
- Louis-Auguste Blanqui.
- ¿Què edad tiene?
- Sesenta y siete años.
- ¿Cuál es su domicilio?
- La prisión.
- ¿Su profesión?
- Escritor.


"El infinito sólo se nos puede presentar bajo el aspecto de lo indefinido. Uno conduce al otro por la manifiesta imposibilidad de encontrar, o aún de concebir una limitación para el espacio. Es cierto, el universo infinito es incomprensible, pero el universo limitado es absurdo. Esta certeza absoluta de la infinitud del mundo, junto a su incomprensibilidad, constituye una de las más crispantes irritaciones que atormentan el espíritu humano. Existen, sin duda, en alguna parte, en los globos errantes, cerebros los suficientemente vigorosos como para comprender el enigma, impenetrable al nuestro. Es necesario que nuestro celos hagan su duelo".*

"... El infinito en el tiempo y en el espacio no es patrimonio exclusivo del universo entero. Pertenece a todas las formas de la materia, incluso al infusorio y al grano de arena."
"... Así por gracia de su planeta, cada hombre posee, en la axtensión, un número sin fín de dobles que viven su vida, absolutamente tal como èl mismo la vive...."

"... Todo lo que se hace, se ha hecho y se hará. Y, sin embargo, aún así, el universo de hace un momento ya no es el de ahora y el de ahora no será más el de entonces ya que no pérmanece inmutable e inmóvil. Por el contrario se modifica sin cesar. Todas sus partes se encuentran en un movimiento constante. Destrozadas aquí, como individuales nuevas, se reproducen simultaneamente en otra parte"

"El universo es la vida y la muerte a la vez, la destrucción y la creación, el cambio y la estabilidad, el tumulto y el reposo. Se ata y desata sin fín , siempre el mismo con seres renovados. A pesar de su perpetuo devenir, está grabado en bronce e imprime incesantemente la misma página. Conjunto y detalles, es eternamente transformación e inmanencia."

"El hombre es uno de estos detalles. Comparte la movilidad y la permanencia del gran Todo. No hay un ser humano que no haya figurado en miles de millones de globos y no haya entrado en el crisol de refundiciones desde hace mucho tiempo"
*

*Párrafos del libro "La eternidad a travès de los astros" de Louis-Auguste Blanqui, escrito en 1872 durante una de sus prolongadas permanencias en prisión. El pensamiento de Blanqui es tan actual, a la luz de los últimos descubrimientos en el cosmos como el de la existencia de otros planetas Tierras, a la luz de las desclasificaciones sobre información top secret, que han sido patrimonio sólo de instituciones de alta seguridad como la NASA. Astrónomo, escritor y anarquista, pasó la tercera parte de su vida en las cárceles de Francia. Con su lúcido y casi intemporal pensamiento Blanqui, es un ejemplo del eterno retorno. Influyó en el pensamiento de Walter Benjamín y en la imaginación de Borges y Bioy Casares. Crítico y enemigo acèrrimo de las lacras-parásitos tales como: la monarquía, el clero, la burguesía, así como tambièn de las utopías del comunismo que se dogmatizaba.

Saturday, January 16, 2010

Fardo de recuerdos.



Hoy, con un pesado fardo de años encima y pululando con artríticos y cansados pies por corredores de países lejanos, va coleccionando fotos muy siglo XIX que se venden en las tiendas de libro de viejo. Contemplando sus rostros, se pregunta sobre el final que tuvieron aquellos seres. Por què quedaron extraviados lejos del amado álbum familiar de recuerdos, cual taciturnos y acartonados fantasmas amontonados entre viejos libros?, manoseados a travès del tiempo por desconocidas y mercantiles manos; dónde y cómo se detuvieron sus palpitantes vidas?, y entonces recuerda aquel viejo álbum de fotos de la abuela y sus primeros dibujos soterrados por fatídico cataclismo, que de un plumón había borrado de la noche a la mañana a miles de personas, entre ellas a la abuela.
Y en ese fardo de años, tambièn carga aquella imagen del viejo reloj de pèndulo, al cual siendo niño daba cuerda a sus crueles manecillas taxidèrmicas, que hoy siguen marcando sus cansados pasos.


Otto Aguilar

Thursday, January 7, 2010

Miguel Angel Ortez - Poema de Manolo Cuadra.


No porque en las Segovias el clima fuera frío
tuvo este Miguel Angel en las venas horchata.
Muy cierto que de niño, superticioso y pío,
sonaba en las Purísimas su pito de hojalata.

Pero ya crecidito, cuando el funesto trío
permitió que a la patria hollara gente gata,
en nombre de la selva, de la ciuadad y de río,
protestó Miguel Angel, la cutacha, la reata!

Murió en Palacaguina peleando mano a mano.
Bajó desde las nubes más de un aereoplano
y tuvo en la cruzada homèricos arranques.

Usaba desde niño pantalones de hombre.
Y aun hecho ya polvo, al recordar su nombre,
se meaban de pánico los yankes.

(Quilalí, Guerra de las Segovias, 1932)
Manolo Cuadra