Wednesday, July 22, 2015

Llovieron piedras en el Milagro de dios.


- Rejodidos de mierda! si se van a matar, pues mátense ya para que nos dejen vivir en paz de una vez!,  y que tire la primera piedra el que se cree limpio, el que no la cagó pues! - les gritó furibundo don Casimiro, aquel viejo endiablado del barrio "Milagro de Dios" que sabía más por viejo que por diablo, a los dos amigos viejos correligionarios convertidos ahora en enemigos, los cuales  constantemente se enfrentaban acusándose los unos a los otros de vividores, de oportunistas, de piñateros y de haber arruinado todo. Los dos ex amigos se quedaron viendo con ganas de matarse, pero desistieron y se largaron a sus casas recriminándose y maldicièndose el uno al otro. Esa misma noche llovieron piedras en el Milagro de Dios, pero sólo en las casas de ambos ex amigos que vivían en el mismo barrio, separados  por un cauce, el cual permanecía con todo tipo de basura y mierda que sólo los aguaceros se llevaban en los crudos inviernos.

Otto Aguilar.
Post a Comment