Monday, July 30, 2018

Contra la dictadura reciclada.




“dime ahora, carnicero
antes de que esto se convierta en una maldición
antes de que solo puedas suplicar por boca
de tumbas
ante los prisioneros renacidos de Africa...

Tambièn se te atraganta el corazón
cuando agarras los miembros exánimes
con las mismas manos que acariciarán los secretos
de tu mujer?..


Carta a un carnicero desde el extranjero - Breyten Breytenbach.

   
  La protesta de los universitarios de la UNAN que había llegado hasta la UCA terminó con fuerte enfrentamiento, lanzando piedras a la guardia somocista frente al portón de dicha universidad.  Muchos estudiantes lograron huir, pero un grupo de ellos que se quedó rezagado cerca del bar El King fueron capturados y obligados a recoger las piedras.  Los guardias amenazantes con sus fusiles, se habían ubicado a cierta distancia en zig zag a travès de la calle. Mientras Ricardo recogía piedras se detuvo breve a visualizar una posible ruta de huída, en eso estaba cuando uno de los guardias que le vió le dejó ir dos riendazos con alambre para electricidad que crucificó su espalda encorvada; èl se irguió con piedra en mano, lo cual empeoró su situación con otros riendazos que le doblegaron.  Después de un rato de recoger piedras Ricardo fue montado junto con 5 estudiantes más a un becat de la guardia, quizá con rumbo a la Loma de Tiscapa, hoy cárcel El Chipote. Al doblar por el semáforo donde quedaba Sears, actualmente Metrocentro, un guardia de los que les llevaban se comunicó por radio para recibir la orden. Fue en ese momento cuando Ricardo pensó cual sería su destino final, junto con el resto de los estudiantes: terminar ejecutados a la orilla del lago de Managua, cerca del teatro Rubèn Darío. Para su sorpresa, como un milagro queriendo revertir su ateismo, fue liberado junto al resto de estudiantes.  Aquel milagro no le devolvió su fe católica, pero sí lo radicalizó más en la lucha contra la dictadura somocista.  
   
  Más de cuarenta años despuès de aquella protesta, a través de la pantalla de la computadora, atónito contempla repetirse aquel hecho frente a la Universidad Centroamericana, donde estudiantes de las universidades se enfrentaban a pedradas contra los antimotines de otra dictadura reciclada, la dictadura Ortega-murillo. Ricardo reconoce esa misma calle donde recibió aquellos riendazos, donde ahora ve a jóvenes corriendo y cargando a un herido al cual al preguntarle su nombre,  les contestó - Alvaro... Alvaro Conrado. Lo ponen en el suelo para auxiliarlo mientras el adolescente dice - No puedo respirar, me duele. 
   
  Alvaro Conrado, estudiante de secundaria de 15 años, al cual por órdenes del régimen se le negó atención mèdica, fue impactado en la garganta por un francotirador cuando llevaba agua a los estudiantes universitarios que protestaban pacíficamente contra la dictadura orteguista. Alvaro es una de las primeras víctimas mortales de los  más de 450 asesinados en más de tres meses, por la salvaje represión del règimen del Carnicero de El Carmen, en Nicaragua. 

  El carnicero sin inmutarse quizá contemple la misma escena sangrienta tras el computador.  Alvaro Conrado, igual que el resto de jóvenes asesinados bajo sus órdenes, figuran ahora como terroristas o miembros de bandas delincuenciales; tal argumento calma cualquier indicio de arrepentimiento en el dictador.  

  Los "carniceros" como el carnicero de El Carmen no se inmutan por las masacres que ordenan, sólo cuando a ellos les llega su turno y, aterrorizados contemplan su final.

 Otto Aguilar
7/30/2018

Foto de Alvaro Conrado cuando es auxiliado.

Saturday, July 14, 2018

Performance en el Palacio de la granja.

"Creo cada vez más que no hay
que juzgar a Dios por este mundo. 
Es un estudio de èl poco acertado." 
                                   Van Gogh 

"Ningún artista tolera lo real" 
                                  Nietzsche

  Saludar la revolución traicionada por la nueva dictadura orteguista,con una exposición de pintura, no es avalar la sangrienta represión y el genocidio del orteguismo?.  No creo que todos los artistas que exhiben en dicha exposición tengan igualmente nada que celebrar o saludar en el fondo de si mismos, al contrario se de algunos que han repudiado la sangrienta represión de la dictadura orteguista.  Entonces?.

  Entre esta lista de pintores incluso está el artista y escritor David Ocón, ya fallecido, el cual poseía una obra contestataria. La participación del resto de artistas ya sea con su consentimiento o no, suscita especulaciones en estos trágicos momentos donde el pueblo nicaragüense, sobre todo su juventud, es asesinada día a día por protestar pacíficamente en la lucha contra la dictadura Ortega-Murillo desde hace tres meses, con un saldo de más de 350 asesinados. Participar en esta exposición es como pretender que en Nicaragua no ha pasado nada!, como pretender que el genocidio perpetrado no está ya ante la vista del mundo, a travès de organismos internacionales que tratan de ayudar a poner punto final al genocidio, al sufrimiento del pueblo. Quizás las obras expuestas son contestarias?, quizás, pero no sería eso controversial cuando el règimen hace todo lo posible por negar sus crímenes?

  Sería interesante que hubieran invitado a esta exposición a la caravana multitudinaria del pueblo, la cual recorrió desde ayer por la noche y hoy 14 de Julio los barrios de Managua, tratando primero de ir a apoyar a los jóvenes encerrados y atacados con fusilería pesada, primero en la UNAN y luego en una iglesia donde buscaron refugio. Producto de esta acción valiente y riesgosa de jóvenes que desde la media noche empezaron a recorrer las calles levantando al pueblo a unírseles para ir a apoyar a sus hermanos, fueron liberados durante el día más del centenar de estudiantes. Dos estudiantes murieron producto del cobarde ataque y otros resultaron heridos. Mientras la represión en otras ciudades del país, dejaba otro tanto de asesinados y heridos del pueblo en resistencia cívica.

  Es obvio que esta exposición de pintura tiene más carácter político que otra cosa, y que los artistas participantes invitados quizá se codearon con secuaces criminales del règimen, en una especie de "performance" en ese palacio nacional que hace más de cuatro dècadas fue escenario de la  Operación chanchera, en tiempos de lucha contra otra dictadura, la dictadura somocista.

Otto Aguilar
14 de Julio de 2018

Wednesday, July 11, 2018

FUERA ORTEGA!

  
  La resistencia cívica en Nicaragua contra la dictadura Ortega-Murillo es una lucha de un pueblo desarmado ejerciendo su derecho a la protesta contra un gobierno corrupto; es una lucha desigual donde la dictadura orteguista aferrada al poder, ha desatado una cacería sangrienta sobre el pueblo, el cual le perdió el miedo al dictador.

  Para algunos adentro y fuera de Nicaragua, especialmente para los fanáticos, es difícil no sólo entender sino aceptar, como el gobierno de Nicaragua "socialista cristiano“ con líderes que lucharon contra la dictadura somocista, terminara siendo igual o peor que esa dictadura contra la cual lucharon. Habrá que recordarles a estos "camaradas" que no es la primera vez que esto sucede, que casi todas las revoluciones han terminado traicionando sus propios principios cuando una elite se entrona en el poder traicionando al pueblo por el cual lucharon; la revolución rusa fue uno de esos primeros casos (despuès de la francesa), la cual terminó siendo una sangrienta dictadura bajo el stalinismo. Al respecto aquí unas notas: "Durante el período de 1929 a 1953, dieciocho millones de personas pasaron por los campamentos de trabajos forzados del comunismo de la Unión Soviètica.  La hambruna articialmente provocada en 1932-33 mató siete millones de personas. Cerca de un millón fueron ejecutadas durante el régimen del Gran terror de Stalin en 1937-38.  En total el número de personas muertas en tiempos de paz como resultado de acciones de las autoridades comunistas, es estimado en veinte millones.  Según Vyacheslav Nikonov, científico político, " los rusos  no están interesados en el pasado. Cualquier intento de escavar el pasado provoca sólo enojo. Esta actitud tiene sus riesgos. El comunismo ruso se construyó sobre los instintos autoritarios de una populación históricamente esclavizada. Dejar sin examinar estos instintos es una amenaza para el futuro de Rusia."


  La situación de  Rusia tiene algo de parecido  a la de Alemania después de la segunda guerra mundial. El filósofo alemán Karl Jasper en ese tiempo escribió: "Todos nosotros hemos perdido algo así como el suelo debajo de nuestros pies. Sólo una religión trascendente o una fe filosófica puede mantenerse por sí misma a través de todos estos desastres. Somos deficientes en hablar y escuchar el uno al otro.  Carecemos de movilidad, criticismo y autocriticismo. Nos inclinamos al adoctrinamiento.  Lo que hace esto peor es que mucha gente no quiere pensar. Ellos quieren solamente consignas y obediencia. Ellos no hacen preguntas y no dan respuestas, excepto por repetir frases gastadas."
   
  Despuès de derrocar a Somoza en 1979 y pasada los primeros años de euforia, el sandinismo se impuso por un tiempo sobre una sociedad enraizada en algo así como en Rusia, en un culto medieval al señor feudal, en “el mesianismo”, en la idea del líder salvador, en la megalomanía, y en toda una serie de vicios que florecieron en el somocismo; èstas actitudes no se erradicaron mientras se trataba de crear una nueva Nicaragua, despuès de la derrota de la dictadura de Somoza, al contrario estas actitudes poco a poco fueron alimentando el feto de la actual dictadura Ortega-Murillo, (la cual aún cuando no estaba en el poder mandaba desde abajo despuès de perder el gobierno en 1990 frente a Violeta Chamorro) a un costo muy elevado en vidas de jóvenes caídos en el servicio militar obligatorio impuesto por el sandinismo en los años de 1980’s.  

  Lo que se hizo en los 10 años del sandinismo en el poder en los años 80's, fue algo así como un sincretismo político: desaparecieron los viejos nombres de somocistas corruptos y florecieron los nombres de líderes o de guerrilleros oportunistas que escalaron el poder despuès de 1979, los cuales desplazaron a muchos que aún habiendo luchado fueron quedando marginados.  A esos líderes mesiánicos había que adular en las plazas atestadas de fanáticos y rendir pleitesía como se había hecho en el somocismo. Al caer el sandinismo en las elecciones de 1990, igual que el comunismo ruso en ese mismo año (a diferencia de los alemanes despuès de la segunda Guerra mundial, los cuales enjuiciaron a los fascitas como criminales de Guerra), los crímenes perpetrados por autoridades sandinistas no fueron llevados a la justicia, porque el orteguismo siguió gobernando desde abajo, recuèrdese la denuncia de los asesinatos a misquitos, el servicio militar forzado que costó miles de vidas de jóvenes, las ejecuciones de enemigos políticos, el robo descarado de bienes del estado de parte de altos sandinistas al cual se llamó La piñata, la participación en el narcotráfico de líderes “carismaticos”, a los cuales a pesar de sus crímenes no se les enjuicia sino que se les erigen monumentos como hèroes ni más ni menos como sucedió en Rusia con Stalin. Y en esa impunidad germinó la misma corrupción igual o peor que la del somocismo que dió vida a la actual dictadura Ortega-Murillo.
   
  Al igual que los rusos despuès de la caída del comunismo, que no desean tocar ese pasado incómodo, muchos nicaragüenses igualmente callaron por un tiempo a excepción de los activistas de siempre, pero a pesar de ello, como efecto de acción y reacción la denuncia ante la galopante corrupción y la represión de la nueva dictadura orteguista explotó masivamente, por la insurrección pacífica  de la nueva generación de  estudiantes universitarios que surgió como una chispa de resistencia, esperanza de lucha por una nueva Nicaragua; esta lucha ya acumula hasta la fecha desde su inicio el 19 de Abril del presente año 2018, más de 360 nicaragüenses asesinados por protestar contra la dictadura Ortega-murillo.

Otto Aguilar
11 de Junio de 2018